La fábrica de Carlsberg, en Copenhague

por el 7 Mayo 2017

Carslberg es la cerveza más famosa de Dinamarca

Dicen que Carlsberg es “la mejor cerveza del mundo”. Esta afirmación, aparte de ser un slogan de marketing fabuloso, es discutible entre los amantes de la cerveza. Lo que no es discutible es que Carlsberg es la bebida más famosa de Dinamarca y una de las mayores productoras a nivel mundial de esta bebida alcohólica.

La historia de Carlsberg comienza a mediados del siglo XIX, cuando Jacob Christian Jacobsen abre su fábrica cervecera en la capital del país, Copenhague. Jacobsen, que nombró la marca en honor a su hijo Carls, era un personaje poco común pese a no tener formación académica, y se interesó por temas más allá de sus negocios, como la política o el arte. De hecho, su colección de obras se puede visitar en el museo Ny Carlsberg Glyptotek.

Con el paso de los años, Carlsberg se convirtió en una de las marcas más famosas del mundo, siendo la cerveza más bebida en otros países fuera aparte de Dinamarca, como es el caso de Rusia. Por eso, las instalaciones de su fábrica original, sitas en la zona sur de Copenhague, son uno de los lugares más visitados por los turistas que se acercan a la capital danesa.

Información para la visita

Ahora vamos a ver cómo visitar la fábrica, hoy convertida en centro de visitas. Lo primero que debemos saber es que está abierta de lunes a domingo desde las 10:00 horas, cerrando a las 17:00 horas, excepto de mayo a septiembre que cierra a las 20:00 horas. Se puede acceder a la fábrica como muy tarde media hora antes de la hora de cierre.

Para acceder hay que sacar un ticket, cosa que se puede hacer en taquilla o hacerlo con antelación por internet desde la web oficial. En 2017, el precio del ticket para los adultos es de 100 coronas danesas, que al cambio actualmente vendría a ser algo más de 13 euros. Como en otros lugares de Dinamarca, se puede pagar en euros, pero solamente con billetes y el cambio aproximado será devuelto en la moneda del país.

La entrada incluye un pequeño regalo de recuerdo y una consumición, que se puede canjear al inicio de la visita o al final, en una zona de bar donde también se puede comer algo. La parte más famosa de la visita es el museo con la colección de cervezas más grande del mundo, con más de veinte mil botellas.

Web oficial | Visit Carslberg
Foto | Flickr – Andrei Niemimäki

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información