Burj al Arab, uno de los grandes hoteles de Dubai

por el 17 Agosto 2016

El hotel Burj al Arab es uno de los edificios más conocidos de Dubai

Uno de los edificios más característicos de Dubai es un rascacielos de más de trescientos metros de altura que, por su forma visto desde la distancia y desde cierto ángulo, parece la vela de una embarcación marítima abierta al viento. Es la Torre Árabe, Burj al Arab en su nombre original, y es uno de los hoteles más grandes del mundo.

El hotel abrió en 1999 y durante algunos años llegó a ser el más alto del mundo

En su momento, ya que abrió en 1999, llegó a ser el hotel más alto del mundo con sus exactamente 321 metros de altura. Ya hoy día fue superado por edificios de la propia Dubai, como el Marriott Marquis que alcanza los 355 metros de altura en las Dubai Towers (las torres gemelas de Dubai) y el Rose Rayhann, que alcanza los 333 metros. También en Vietnam encontramos un edificio de superior altura, el Intercontinental Hanoi Landmark, que llega hasta los 345 metros.

Cinco años duró la construcción de este hotel diseñado por Tom Wright, siendo la obra más famosa de este arquitecto británico. Para más inri, este impresionante edificio descansa encima del mar, en una isla artificial construida frente al distrito de Jumeirah, una de las áreas residenciales más exclusivas de Dubai.

A pesar de ser un edificio enorme, el hotel cuenta con tan sólo 202 habitaciones, menos de las que cabría esperar en un edificio así. Pero esto tiene una fácil explicación, y es que cada una de las habitaciones es una suite, al punto de que las más pequeñas que se puede encontrar tienen casi 200 metros cuadrados.

Dormir una noche en la suite más lujosa del hotel puede costar alrededor de 30 mil dólares

Este dato sirve perfectamente para hacerse una idea de que estamos ante un hotel en el que cualquier lujo es poco. Considerado como un alojamiento de siete estrellas, tiene fama de ser uno de los mejores hoteles de todo el mundo y siempre aparece en las listas de las habitaciones más caras. Por menos de mil euros uno no puede pasar una noche en la habitación más simple, pero es que hablamos de un hotel que ofrece hasta servicio de mayordomo privado para las habitaciones más sencillas.

Hay una forma de conocer el hotel más económica, y es a través de sus restaurantes. En la planta 27, sobre unos 200 metros de altura más o menos, el hotel cuenta con un Sky Bar que, lógicamente, ofrece unas vistas impactantes. También, para los que sufran de vértigo, cuenta con otro restaurante situado bajo el nivel de mar, con una cristalera para ver el mundo marino.

Estos restaurantes (sólo dos de los nueve que tiene) son parte de los muchos servicios que ofrece este hotel. Entre esos servicios no está la pista de tenis que se instaló en el helipuerto, a más de 200 metros de altura, para un acto publicitario para promocionar el hotel.

Foto | Flickr – Sam Valadi

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información