Skocjan y Postonja, las cuevas más famosas de Eslovenia

por el 30 julio 2016

En Postonja se encuentran las cuevas más famosas de Eslovenia

Resulta curioso que dos de los principales atractivos turísticos de Eslovenia no se vean a simple vista, pero es que se trata de cuevas, y de eso hay mucho en este país. Especialmente en la región conocida como Kras, que es donde se encuentran la mayor parte de las cuevas y grutas.

Populares por su increíble belleza y de gran interés turístico, ahora vamos a conocer brevemente en este artículo las dos más famosas: Skocjan y Postonja.

Grutas de Skocjan

El pueblo de Skocjan se llena de visitantes eslovenos y también extranjeros, especialmente en verano, que llegan a conocer estas grutas de fama mundial. Un conjunto de cuevas y cañones subterráneos formados, a lo largo de miles de años, por la erosión que ha provocado el cauce del río Reka a través del subsuelo.
Lo más impresionante son los cañones que alcanzan más de cien metros de profundidad

La visita a estas cuevas cubre un recorrido de aproximadamente seis kilómetros. En un principio, se recorren cuevas donde lo más llamativo son las estalactitas, para luego adentrar a la gente en unas galerías de vértigo, que se recorren sobre puentes y pasarelas, cañones que en algunos casos superan los cien metros de profundidad.

En 1986, la UNESCO incluyó estas grutas dentro de su lista del Patrimonio de la Humanidad, no sólo por su belleza sino también por su importante valor arqueológico y científico. Anteriormente, el gobierno de Eslovenia había declarado toda la región como parque natural, para así asegurar su preservación.

Cuevas de Postonja

Al noroeste de la ciudad de Postonja se encuentran una serie de cuevas y galerías que abrieron para las visitas turísticas en el siglo XIX. En la actualidad, estas cuevas de Postonja son el lugar más visitado de todo Eslovenia y una de las cuevas más visitadas de todo el mundo.

Están consideradas como las cuevas más bonitas del mundo

La prueba de que es un lugar que merece la pena conocer es que los visitantes a esta cueva de Postonja nunca volverán a tener en otro lugar semejante las mismas sensaciones. Las galerías llenas de estalactitas y espacios abiertos como la Sala de Conciertos (llamada así porque en ella se celebran conciertos musicales) son lugares de esos que dejan con la boca abierta.

Tras pagar la entrada, se accede a un recorrido de algo más de cinco kilómetros que se hace en dos partes. La primera, a bordo de un tren eléctrico, que facilita mucho el acceso a la cueva, y ya la segunda a pie. Las cuevas forman parte de un complejo turístico que cuentan con todos los servicios (zona de parking, restaurante, etcétera …).

Foto | Flickr – Shadowgate

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información