Diez consejos para practicar el senderismo de forma segura

por el 30 julio 2016

senderismo_1

Durante los meses de primavera, verano y otoño, la práctica del senderismo es una de la más interesantes. Nos permite estar en contacto con la naturaleza, conocer rincones a los que no es fácil llegar en otros momentos y además, podemos practicarlo con amigos, haciendo que sea todavía más agradable. Y sabiendo esto, hay que tener en cuenta algunas medidas de seguridad para poder hacer este tipo de recorridos con total seguridad y evitando situaciones de riesgo. Te ofrecemos unos consejos para que los tengas en cuenta y vayas por le monte con total seguridad.

1- Informa a un amigo o a un familiar del recorrido que vas a realizar

Es importante que alguien sepa el recorrido que se va a hacer, para poder ayudar si es necesario y orientar a los servicios de emergencias si ocurre algo. Aunque nunca nos suceda a nosotros, siempre puede ocurrir algún pequeño accidente y podemos necesitar ayuda. Si alguien cercano sabe dónde estamos, será más fácil que nos puedan ayudar si es necesario.

2- Consultar el parte meteorológico

Aunque el cielo esté despejado en el momento de la salida, puede llegar una tormenta repentina y ponernos en serio peligro. Antes de salir, hay que consultar el parte meteorológico y tener presente las previsiones. Si hay riesgo de que el tiempo cambie, mejor dejarlo para otro día. Si se prevén lluvias moderadas, de las que no impiden la jornada de senderismo, hay que ir preparado para ellas.

3- Vigilar los cauces de los ríos

Algunas de estas rutas de senderismo pueden discurrir por cauces de ríos con poco caudal o barrancos. Sobre todo en épocas de lluvias hay que vigilar atentamente este tipo de recorridos, porque una crecida del río puede traer consecuencias bastante graves. Si se percibe un mayor caudal de repente, hay que salir del río y ponerse a salvo.

seguridad_senderismo

4- Hay que tener equipamiento para pasar una noche al raso

Aunque sea verano, en la zona de montaña puede haber un descenso súbito de temperatura por la noche. Si ocurre cualquier cosa que nos haga pasar la noche al raso, debemos estar preparados. Una linterna, un chubasquero y ropa de abrigo no está de más en la maleta.

5- La protección frente al sol es fundamental

El sol puede ser muy traiccionero, así que hay que evitar una sobreexposición. Una gorra, las gafas de sol y si es necesario, una crema de protección solar pueden ser fundamentales para que no existan lesiones en la piel ni problemas de insolación. Sobre todo en verano, hay que evitar las horas de más calor y sol.

6- Respeto, palabra fundamental

La naturaleza está para que disfrutemos de ella, pero todos y durante mucho tiempo. Así que hay que respetar el entorno y evitar producir cambios en la ruta que elijamos. El respeto es fundamental para que todo esté en óptimas condiciones. No hay que tocar las plantas y animales que nos encontremos por el camino y hay que tener en cuenta de que estamos de paso y no debe notarse que hemos estado allí.

seguridad-senderismo-3

7- Mantener limpio el entorno

No olvidemos que no hay contenedores de basura ni papeleras en el monte. Debemos prever que tendremos residuos y hay que llevar bolsas para recogerlos y llevarlos de vuelta a casa. O, al menos, hasta el primer contenedor que encontremos en nuestro camino de vuelta.

8- Cuidado con el fuego

El monte es muy delicado. Y más, si nos encontramos en pleno bosque. Los cigarrillos son muy peligrosos. Si fumas, debes apagar bien la colilla, no dejar brasas que puedan provocar un incendio y sobre todo, no debes tirarla al suelo. Hay que guardarla junto al resto de la basura y tirarla al contenedor cuando vuelvas a la ciudad.

9- La batería del móvil, siempre cargada

Hoy en día, la cobertura llega a los lugares más insospechados. Por eso es vital llevar la batería del móvil siempre cargada. Si se prevé que estaremos fuera de casa durante varias horas, es conveniente llevar una batería de emergencia para no quedarse nunca sin energía.

10- Llevar siempre a mano el teléfono de emergencias

El número 112 es importante. Se trata del número de emergencias, así que hay que tenerlo siempre presente por si produce cualquier problema. Puede ser que nos torzamos el tobillo o cualquier otra cosa. Si podemos comunicarnos, podemos estar seguros de que la ayuda llegará pronto y sin problemas.

Foto 1 | Ricardo SB – Flickr

Foto 2 | Ricardo SB – Flickr

Foto 3 | Ricardo SB – Flickr

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información