El Hotel del Golf Playa de Castellón, un clásico de cuatro estrellas

por el 20 Septiembre 2017

El desarrollo turístico ha provocado que la costa castellonense ha producido un cambio importante en la imagen del distrito marítimo de la ciudad. Situado a cuatro kilómetros del centro de la ciudad, en el Grao se encuentra el puerto comercial, donde los grandes buques forman parte del horizonte del Mediterráneo. Pero como buen pueblo marítimo, el Grao también cuenta con un puerto pesquero y un puerto deportivo que acoge a cientos de embarcaciones de recreo. Un gran parque, el Pinar, ofrece un pulmón verde en este barrio costero que se abre al mar gracias a sus tres grandes playas.

En este marco se ha creado un excelente punto turístico, que a lo largo de las últimas décadas ha transformado completamente el paraje. Hoteles, restaurantes y servicios para disfrutar de grandes momentos. Pero antes de que todo apareciera, abrió sus puertas el Hotel del Golf Playa, el que está considerado como el primer hotel de playa de Castellón.

Décadas ofreciendo alojamiento junto al mar

En el año 1959 abrió sus puertas y desde entonces ofrece sus servicios para todos los visitantes de Castellón. A lo largo de sus muchos años de existencia ha acogido a miles de visitantes. Como anécdota curiosa, fue el elegido por Charlton Heston durante el rodaje de El Cid en Peñíscola, un hito que podemos ver en alguna de las paredes de las zonas comunes del hotel. Hoy, después de haber pasado por las manos de varios gestores, está gestionado por la familia que lo abrió.

Desde el año 2011 está disfrutando de varias remodelaciones, en las que se han actualizado y mejorado los servicios. De hecho, tras varias décadas con una categoría de tres estrellas, ha conseguido recuperar su cuarta estrella y ofrece todos los servicios de un hotel de esta categoría. Cuenta con una piscina en su terraza principal, a la que se asoman las puertas de varias de sus habitaciones de los dos pisos. En total, son 127 habitaciones, todas equipadas con dos grandes camas Queen Size, con capacidad para cuatro personas. Además, hay varias suites que ofrecen más espacio para dos personas y que cuentan con servicios de primer orden.

Una buena oferta gastronómica

En lo que respecta al comedor, hay un buen servicio de buffet, con una buena calidad que permite disfrutar de una buena selección de platos en cada comida o cena. Los desayunos también son abundantes y variados y además se puede disfrutar de una copa de cava en ellos, algo que no es indispensable pero que le da un toque agradable a esa primera comida del día.

También organizan comidas y cenas a la carta y en el restaurante participa en las distintas campañas gastronómicas que organizan los restaurantes del Grao de Castellón, por lo que la variedad es fundamental en su oferta. La cafetería ofrece además montaditos y pizzas, por lo que también es una opción agradable para disfrutar de un tentenpie a cualquier hora. Una segunda terraza ofrece espacio para disfrutar al aire libre del buen ambiente de una zona de playa que, por cierto, se encuentra a apenas 20 metros del hotel.

Bike friendly

Los aficionados al deporte encontrarán un gimnasio bien equipado, con sauna, y la posibilidad de disfrutar de los paseos en bici. Además de contar un servicio de alquiler de estos prácticos vehículos, cuenta con servicios para los que traen sus bicicletas, con un equipado taller para reparaciones y espacio para guardarlas durante su estancia. El carril bici que une Castellón con Oropesa del Mar, y que atraviesa la interesante Vía Verde entre Benicàssim y esta población pasa frente al hotel, ofreciendo la posibilidad de practicar largos y relajantes paseos junto a las playas del Mediterráneo.

El hotel cuenta también con una sala de reuniones y un salón de animación, que durante la temporada de verano se equipa para que disfruten los niños y en el resto de estaciones se celebran otras actividades orientadas a los mayores. En conjunto, se trata de un hotel con muy buenas instalaciones y que está abierto todo el año, excepto unas pocas semanas en invierno, que es cuando se realizan algunas obras de mantenimiento.

Los bajos del Hotel del Golf Playa están ocupados por la sala Flamingo, que después de décadas ofreciendo noches de diversión como la Discoteca El Pirata, se ha reconvertido para ofrecer fiestas privadas y eventos especiales. Las instalaciones del hotel se pueden reservar también para eventos familiares y actos sociales, como bodas, comuniones y demás celebraciones, con menús y servicios especiales. Además, se celebran varios mercadillos y otro tipo de eventos durante todo el año, de manera que se puede disfrutar del hotel en cualquier época del año.

La cercanía de las playas, el buen servicio, una gastronomía por encima de otros buffets libres que podemos encontrar en zonas de costa y la constante modernización de las instalaciones hace que el Hotel del Golf Playa de Castellón sea una buena opción para quien elija Castellón y sus playas como destino vacacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información