El Parque de Monfragüe, un paraíso extremeño

por el 7 diciembre 2015

640px-Salto_del_Gitano_y_mirador,_Parque_Nacional_de_Monfragüe

En el triángulo que forman las poblaciones de Trujillo, Plasencia y Cáceres se encuentra el Parque de Monfragüe, el principal parque natural de Extremadura y que forma parte de la Red de Parques Naturales españoles. El eje vertebrador de este parque es el río Tajo, que junto al río Tiétar, que desemboca en el anterior, forman las principales fuentes hidrográficas de la zona.

Sus 18.000 hectáreas pertenecen a las poblaciones de Casas de Miravete, Jaraicejo, Malpartida de Plasencia, Serradilla, Serrejón, Toril y Torrejón el Rubio y fue declarado Parque Natural el día 4 de abril del año 1979, pero también se considera Zona de especial protección para las aves en el año 1998 y la UNESCO la consideró Reserva de la Biosfera en el año 2003, lo que ya hace saber que existe una gran variedad de fauna protegida que vive en él.

Las rutas a través de los bosques mediterráneos, la dehesa extremeña y los roquedos permiten a los aficionados al senderismo por estos terrenos agrestes encontrarse con la naturaleza propia de la región. La presencia de los dos ríos principales y los pantanos que se abren en su recorrido permiten que también haya mucha fauna fluvial, que complementa la oferta natural del parque.

Entre las aves que viven en el Parque de Monfragüe destacamos los buitres negros, águilas imperiales, cigüeñas negras, buitres leonados, búhos reales, águilas reales o águilas imperiales ibéricas, todas ellas en peligro de extinción y que reciben un especial cuidado en la zona comprendida por el Parque.

Además, hay muchos mamíferos que viven y cazan en los terrenos del mismo, que también pueden verse en alguno de los recorridos que se abren por los bosques.

En el corazón del Parque de Monfragüe se encuentra el Castillo de Monfragüe, situado en un enclave elevado que permite controlar una gran cantidad de terreno a su alrededor. Esta fortaleza ha sido utilizada durante siglos por varias de las civilizaciones que vivieron allí y hoy permite tener unas vistas excelentes del río Tajo. Existe además un mirador para observar la evolución de las aves que acuden a beber al río y ofrecen un espectáculo muy interesante.

Una de las rutas lleva hasta el lugar donde se levantó el Puente del Cardenal, que solo resulta visible y practicable durante la época en que el río Tajo lleva poca agua, ya que el nivel del río suele cubrirlo y hacerlo desaparecer. En el Parque se pueden encontrar también varios alojamientos, tanto hoteles, posadas como cámpings, si se prefiere pernoctar en el interior del terreno del Parque.

Vía y foto| Wikipedia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información