Piscinas naturales en la Comunidad de Madrid

por el 22 Junio 2017

Aunque las playas costeras son las más conocidas y apreciadas por los turistas, también hay lugares donde se pueden encontrar piscinas naturales en las que poder disfrutar de un buen baño aunque estemos muy lejos del mar. En la Comunidad de Madrid hay una extensa oferta de piscinas naturales y playas de interior donde remojarse y además, disfrutar de una amplia oferta de actividades deportivas y de restauración para hacer algo menos sofocante el verano. Vamos a conocer alguna de ellas.

El Pantano de San Juan

Este pantano es el único en el que se puede bañar y realizar actividades acuáticas con botes a motor. Se encuentra ubicado entre las poblaciones de El Tiemblo, San Martín de Valdeiglesias, Cebreros y Pelayos de la Presa y está en el río Alberche, un afluente del Tajo. Se construyó en el año 1955 para conseguir suministrar agua a la zona suroeste de la Comunidad de Madrid. Cuenta con 14 kilómetros de playas que los madrileños y los visitantes utilizan para refrescarse durante los meses estivales.

Hay varias zonas de baño, entre playas más grandes y pequeñas calas, más resguardadas donde se puede practicar el naturismo. Los puntos más visitados son el Cerro de San Esteban en la orilla derecha del pantanto y la lancha de San Yelmo en la orilla izquierda. Si pensamos en las zonas para practicar deportes naúticos y en la naturaleza, en las de la Virgen de la Nueva, y El Mur, donde hay varias empresas de alquiler de embarcaciones y restaurantes.

Embalse de Picadas

También en el río Alberche y cerca del Pantano de San Juan se encuentra este espacio. Pertenece a la población de Pelayos de la Presa y es una playa natural en el río. El acceso a esta piscina natural es gratuita y el entorno está equipado con mesas de picnic y barbacoas, así que es un lugar ideal para pasar todo el día en familia. Además, de este lugar parten varias rutas de senderismo y pensadas para bicicletas, por lo que se puede compaginar el baño con otros deportes por un entorno bastante impresionante.

Las Berceas

En la localidad de Cercedilla podemos encontrar estas piscinas naturales, que se encuentran dentro del espacio recreativo de Las Dehesas, por lo que tiene un coste para entrar. El precio es de siete euros para los adultos y cuatro para niños y personas mayores de 65 años. Junto a las piscinas naturales hay una buena dotación de servicios, que ocupan unos 755 metros cuadrados con aseos, vestuarios, bar y enfermería. Además, cuenta con una zona de multiaventura, por lo que el baño no es el único aliciente que tenemos en este lugar en el Valle de la Fuenfría.

Ríosequillo

En la zona cercana al pantano de Ríosequillo se encuentran estas piscinas, que han sido diseñadas para acoger a unos 2.000 visitantes y cuenta con zonas ajardinadas, espacios pensados para los niños, párking, enfermería y un bar restaurante.

Las Presillas

En la población de Rascafría encontramos las piscinas de Las Presillas, que están consideradas como uno de los espacios naturales más apreciados y que permiten disfrutar de la naturaleza y el baño en las piscinas. El acceso es gratuito, aunque el párking tiene un coste de 5 euros.

1 comentario en el artículo

  1. La Charca Verde

    La Charca Verda en la Pedriza es una gozada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información