El palacio de Gödöllö

por el 21 Septiembre 2013

Palacio de Godollo
Si en un anterior post, hablábamos de la ciudad de Gödöllö como un lugar de una gran riqueza cultural, hoy vamos a detenernos en uno de los lugares que hacen honor a ese título. Es, sin duda, el edificio más destacado de la ciudad y uno de los más importantes de todo el país. Nos referimos al Palacio de Gödöllö.

El Palacio de Gödöllö fue construido como palacio imperial, siendo residencia favorita de la reina Isabel de Hungría (más conocida como Sissi) y del Emperador Francisco José I, durante algo más de treinta años, hasta finales del siglo XIX. El bosque que se encuentra en los aledaños del palacio, fue lugar de reunión para cacerías y competiciones ecuestres.

Alrededor del año 1733 comenzó la realización de este palacio de la mano del Conde Antal Grassalkovich y el constructor, nacido en la ciudad de Salzburgo, András Mayerhoffer,
convirtiéndose, con el paso de los siglos, en un enorme reflejo del esplendor de la arquitectura barroca húngara.

El palacio decidió construirse con una planta en forma de U, lo cual le hace tener una visión muy peculiar y curiosa desde las alturas. Rodeado por un espectacular parque, su recorrido no tiene desperdicio, desde un paseo por los jardines reales, hasta conocer los salones y habitaciones que componen el palacio.

Casi desde su construcción, el palacio sufrió diversas modificaciones y reconstrucciones, manteniéndose estas en la actualidad, debido al estado en ruinas que presentan algunas de sus estancias, tales como el Picadero y el Establo Barroco, lugares que están destinados para organización de eventos culturales.

La visita del palacio se ha actualizado de tal manera que, en la planta baja, podemos encontrar una tienda donde adquirir nuestros souvenirs de recuerdo, así como una pastelería para degustar los dulces típicos de Hungría. Cuando accedemos a las habitaciones, encontramos diversos objetos, enseres y muebles que pertenecieron a los emperadores, Sissi y Francisco José I.

Uno de los espacios que más merece la pena ver, en especial por su belleza, es el jardín real. En especial, la famosa avenida de los castaños, una larga hilera de este tipo de árbol (destruido en los últimos años, cada vez, por la larva de una extraña mariposa), que acogía los paseos a caballo de la Emperatriz Sissi.

Las continuas renovaciones del palacio, están enfocadas a convertirlo en un idílico lugar para la organización de eventos culturales y musicales, así como fomentar aún más la importancia del museo del mismo, que muestra la historia y las costumbres de la familias que residieron en él. De hecho, el Teatro barroco que se encuentra allí, ofrece conciertos musicales de gran renombre internacional.

Un palacio con mucha historia, tradición y, cuyas renovaciones, siguen en nuestros días para mantener vivo el espíritu de los que habitaron en él. Un lugar de gran importancia cultural y arquitectónica que, en la actualidad, sirve para reuniones y eventos que siguen dándole el esplendor que poseía antaño. Una visita en la ciudad de Gödöllö que no podemos perdernos.

Vía | wikipedia
Foto | flickr-Bogdan Ioan Stanciu

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información