Los Puentes de Praga

por el 2 Marzo 2017

Puente Carlos, el más famoso de los puentes de Praga

La ciudad de Praga es una de las capitales más bonitas de la vieja Europa. Esta ciudad checa está cruzada por el río Moldova, por lo que los puentes son uno de sus paisajes más comunes. No nos va a dar tiempo a conocer todos porque hay tantos, pero sí de conocer los más famosos puentes de Praga, los que a buen seguro te encontrarás en tu visita a la ciudad.

Puente de Carlos

En el número uno de la lista, el Puente de Carlos, uno de los símbolos y principales atractivos turísticos de Praga. Data del siglo XIV, por lo que se trata del puente más antiguo de la ciudad, y durante varios siglos fue la única vía de comunicación entre la Ciudad Vieja y el resto del mundo. En sus 500 metros de longitud nos encontramos con hasta treinta estatuas.

Puente de las Legiones

Os decíamos que el Puente de Carlos fue, durante muchos siglos, el único que había sobre el Moldava. Con el crecimiento de Praga surgió la necesidad para construir otro, y ese otro es el Puente de las Legiones. Aquello fue en los primeros años del siglo XIX, aunque el que vemos hoy día es una remodelación posterior, que se inauguró en junio de 1901.

Puente Palacky

Otro de los puentes que está en el centro de la ciudad y que es de los más antiguos, el tercero tras el Puente Carlos y el Puente de las Legiones. Este puente de piedra lleva el nombre de Frantisek Palacky, un personaje que vivió durante el siglo XIX y que está considerado como uno de los padres de la nación checa, y tuvo que ser remodelado tras la Segunda Guerra Mundial.

Puente Mánes

Josef Mánes es uno de los más notables pintores checos y, en su nombre, se bautizó uno de los puentes de la ciudad. Alois Nový, František Mencl y Mečislav Petrů fueron los arquitectos e ingenieros que diseñaron este puente de estilo modernista y cubista, que se empezó a utilizar en 1914 y que se levantó con la finalidad de remover el Puente Rodolfo.

Puente de Troja

No todos los puentes que os vamos a presentar en este post son históricos, pues también os vamos a recomendar el Puente de Troja. Es el más moderno que hay en la ciudad, pues se construyó en 2014, y el único que no tiene pilares sobre el río. Lo recomendable es verlo de noche, cuando se ilumina y se refleja sobre el río.

Foto | Flickr – A_Peach

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información