El Parlamento de Rumanía, el edificio gubernamental más grande de Europa

por el 11 Abril 2017

parlamento-bucarest

Normalmente, sabemos que existen rascacielos muy altos y hay ránkings que nos muestran qué rascacielos son los más altos del mundo. Pero hay otro tipo de edificios que también son mesurables y podemos conocer cuál de ellos es el mayor o más grande. El edificio gubernamental civil más grande que se conoce está ubicado en Rumanía, y se comenzó a construir en el año 1984. Se trata del edificio donde se ubica el Parlamento del país y quien se encargó de ordenar su construcción fue Ceaușescu.

La construcción de este edificio supuso la destrucción de una parte de la ciudad, que fue arrasada por un terremoto de 1977. Aún así, para construir este edificio se destruyeron 7.000 viviendas, 12 iglesias, 3 monasterios y 2 sinagogas. El resultado de todo ese trabajo fue un edificio que mide 240 metros por 270 y alcanza una altura máxima de 86 metros, aunque tiene varios niveles por debajo del suelo, lo que le permite contar con 25 metros adicionales. Tiene una superficie de 340.000 metros cuadrados, para hacerse una idea de su tamaño.

Palacio-parlamento-bucarest

Aunque en su origen albergó la residencia oficial del dictador, actualmente es la sede del Parlamento rumano y del Museo Nacional de Arte Contemporáneo. Pero no se trata solo de estas dos funciones, ya que se trata de un edificio que se puede ver desde lejos y que representa una de las joyas arquitectónicas del país.

El edificio cuenta con más de 40 grandes salas y unas 1.100 habitaciones, todo decorado con un gusto realmente excesivo, con elementos como alfombras de cinco centímetros de grosor, lámparas de aluminio, bronce y cristal de hasta dos metros de altura y cuenta con puertas de roble y otras maderas nobles. Toda la decoración está fabricada en Rumanía, ya que el dictador quiso que todo fuera producto del país, para lucir su poder político.

Actualmente, solo una parte del edificio está ocupado y una parte todavía más pequeña es visitable por el público, incluyendo la parte ocupada por el museo. Además de las estancias oficiales y el museo, el edificio esconde un bunker capaz de resistir un ataque nuclear, algo bastante normal porque se construyó durante la época de la Guerra Fría y a esto se unía el temor de Ceausescu a una guerra, pero también a una posible rebelión de los rumanos.

El gran edificio es una de las principales atracciones de Bucarest y una de las visitas obligadas para realizar en la capital rumana, que se ha de conocer.

Foto 1 | Inés Fernández – Flickr
Foto 2 | Gaspar Serrano – Flickr

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información