Wilhelmshaven, tradición de puerto marino

Wilhelmshaven, tradición de puerto marino

Escrito por: slopez    21 agosto 2013     Comentario     2 minutos

Si viajamos al norte de Alemania y, más concretamente, al estado de Baja Sajonia, podemos tropezar con la ciudad de Wilhemshaven. Ciudad que tiene la categoría de distrito urbano, lo cual le ha otorgado una gran tradición de puerto marino. Vamos a conocerla un poco más.

Datando su antigüedad desde el siglo XIV, la ciudad de Wilhemshaven siempre se ha caracterizado por ser un enclave naval muy importante en el país. Sufrió gran destrucción durante los bombardeos de los aliados durante la II Guerra Mundial, llegando a albergar un subcampo del campo de concentración de Neuengamme.

A día de hoy, Wilhemshaven sigue teniendo la importancia portuaria de antaño, siendo la mayor base naval de toda Alemania y produciendo petróleo en parte de su bahía, convirtiéndose en la terminal de importación alemana de petróleo crudo con mayor importancia.

Pero no todo se basa en la historia y la economía de Wilhemshaven. En la ciudad, tenemos varios puntos de interés que podemos visitar en nuestra estancia en ella. Además de su puerto marítimo, diferentes edificaciones hacen de esta localidad un lugar de interés turístico.

Una oferta que incluye sitios para los que quieran conocer la fauna y la flora como el Acuario y el Jardín Botánico. El Acuario de la ciudad, situado en la Helgolandkai, nos permite apreciar una vista de los océanos y de los hábitats submarinos repartidos por todo el mundo.

El Jardín Botánico fue construido en 1947, inicialmente como jardín escolar. Con el tiempo, ha recogido muestras de las plantas más importantes de Alemania, además de prados, estanques y bosques. En sus invernaderos encontramos todo tipo de plantas mediterráneas, tropicales y subtropicales.

Los museos más destacados son el de la Marina y el Museo de la Costa. El Museo de la Marina nos muestra elementos como un submarino y pequeños buques de guerra, así como una exposición de la historia naval de Alemania desde el siglo XIX. Por otro lado, el Museo de la Costa es un recorrido histórico por la costa local y alemana en general.

No podemos dejar de visitar el Bontekai o ciudad puerto-embarcadero, lugar donde podemos disfrutar de embarcaciones antiguas y de máquinas de vapor, así como poder ver el atraque de barcos de vela de altura en evento que se produce el último fin de semana de Junio.

Edificios civiles y religiosos, además de lugares de buena comida típica alemana, pueden incluirse en nuestro recorrido por las calles de Wilhemshaven. Así es que, ya lo saben. Si quieren seguir conociendo más rincones de esta pequeña ciudad, no lo duden y dense una vuelta por ella.

Vía | wikipedia
Foto | flickr-Markus Schmid


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.