Bello paseo por el Stadtpark de Viena

Escrito por: slopez    19 enero 2014     3 minutos

Si paseamos por las calles de Viena hay algo que no vamos a dejar de ver y es la belleza de sus paseos y jardines. Infinidad de ellos se reparten por toda la ciudad, convirtiendo nuestro recorrido en un más que agradable tour turístico. Hoy vamos a caminar por el que, sin duda, es el más importante de la capital de Austria. Un bello paseo por el Stadtpark.

El Stadtpark está considerado uno de los parques más antiguos del país y el primero que se abrió al público en la ciudad de Viena. Su antigüedad viene de mediados del siglo XIX, siendo construido tras ser destruida la muralla de la ciudad y con la proyección de la carretera de circunvalación de la misma, estando ubicado en el margen izquierdo del río Wien, actual Distrito 1 de la ciudad. Fue inaugurado en agosto de 1862.

El estilo de su diseño se basa en los famosos parques y jardines ingleses, realizando un hermoso jardín decorativo con bellos arbustos, caminos serpenteantes y plantaciones de flores que se pierden ante la vista. Un año después de su inauguración, fue creada la otra zona en el margen derecho del río, siendo denominado el parque de los niños y conectado con el parque principal a través del puente de hierro Karoline.

La flora que se contempla en ellos es sencillamente, una maravilla. Una selección floral, de arbustos y de pequeñas praderas alfombran toda la zona. Entre ellas, se incluyen extensas áreas de agua que dan un efecto más auténtico aún. Entre los años 1941 y 1973, una variedad de especies leñosa se incluyeron en el parque, tales como el Ginkgo, árbol único en el mundo, también llamado árbol de los cuarenta escudos.

Y si queremos encontrar la zona más rica en esculturas y monumentos de toda Viena, el Stadtpark es el lugar idóneo para ello. Una de las esculturas más llamativas es la realizada en honor al compositor Johann Strauss, en material dorado. También nos topamos con monumentos de otros compositores como Franz Schubert o Anton Bruckner (que posee en el Stadtpark varios bustos de bronce) o una estatua de mármol del pintor austríaco Hans Makart (de mediados del siglo XIX), que data del año 1879.

Otro lugar interesante que encontramos en el Stadtpark es el Milk Bar o edificio de la leche. Este edificio fue construido en los primeros años del siglo XX, y es un homenaje al producto lácteo por excelencia. Además de contar con un restaurante, en él podemos probar todo tipo de leche y sus derivados. No nos perdamos una foto junto a la enorme botella de leche que está al lado de la entrada del edificio.

Por supuesto que, en nuestro paseo por el Stadtpark, debemos incluir todas las zonas al aire libre para el divertimento de los niños y para el esparcimiento de nuestras mascotas. Todo está incluido en el Stadtpark para pasar una mañana o una tarde maravillosa, alternando la diversión al aire libre con la belleza de la flora y los monumentos históricos que allí podemos encontrar. No se lo pueden perder.

Vía | wikipedia
Foto | flickr-Ryan Healy

Deja un comentario


Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.