Innsbruck, la capital de la región del Tirol

Innsbruck, la capital de la región del Tirol

Escrito por: slopez    11 febrero 2013     4 Comentarios     3 minutos

En el oeste de Austria nos tropezamos con el Valle de Inn y, dentro de su elenco montañoso, se erige una ciudad en medio de las montañas Nordkette, al norte, y Patscherkofel y Nockspitze, al sur. Una ciudad que, debido a su localización geográfica, tiene gran fama internacional por sus deportes invernales. Hablamos de la capital de la región del Tirol. Hablamos de Innsbruck.

Ciudad que data del siglo XII y que tuvo un importante crecimiento económico, debido a que era zona de comunicaciones y transporte entre el norte y el sur y el camino más simple para atravesar los Alpes. Gracias a su situación, el cruce del río Inn se convirtió en clave para el transporte de todo tipo de mercancias que enriquecieron a esta localidad austríaca.

Pero, en la actualidad, Innsbruck tiene una gran consideración a nivel internacional por otros motivos. En primer lugar, como comentábamos anteriormente, debido a su interés en los deportes invernales. De hecho, en dos ocasiones (1964 y 1976), se han celebrado en esta población los Juegos Olímpicos de Invierno. Para los aficionados, es un interesante lugar para la práctica del esquí (en invierno) y del montañismo en verano. Además, fue una de las sedes de la Eurocopa 2008, ganada por España.

Innsbruck también es reconocida por sus aportaciones altruistas. La central de la organización a nivel internacional Aldeas Infantiles SOS se encuentra aquí, dedicada a los más pequeños que se encuentran en verdadera situación de riesgo. Y también, durante un período del mes de Enero, se celebran los Juegos Olímpicos de la Juventud, contando con la participación de los más jóvenes en eventos deportivos.

¿Qué podemos visitar en Innsbruck? Hay una muy buena oferta para nuestras vacaciones en esta ciudad. Desde la Catedral de San Jacobo, de estilo barroco, podemos contemplar todo el casco antiguo de la localidad. También podemos apreciar en la Catedral, el mayor juego de campanas de toda Austria, además de los bellos interiores de la edificación, destacando las pinturas en los techos, especialmente el techo de Asam, pintor y arquitecto de finales del período Barroco e iniciador de las técnicas para los frescos de los techos barrocos.

Otro monumento interesante, y a la par el más importante de Innsbruck, es el Castillo de Ambras, de estilo rococó, en las afueras de la ciudad. Dentro del mismo se puede contemplar la Sala Española y la Cámara de las Maravillas, donde se pueden apreciar exquisitas piezas de arte, todas ellas recopiladas por el inductor del Castillo, el archiduque Ferdinand II. El Castillo de Ambras se puede visitar a diario, de 10 de la mañana a 5 de la tarde, contando con visitas guiadas, tanto individuales como por grupos.

Y si hemos hablado del monumento más importante de Innsbruck, también podemos mencionar el que le sigue en la lista. La Basílica de Wiltener es un edificio religioso, que alterna su fachada de estilo barroco con sus salas interiores en estilo rococó, decoradas en colores pastel y oro. Hay que tener en cuenta que, durante los servicios religiosos, no está permitido recorrer la Basílica.

Otros monumentos a tener en cuenta en Innsbruck son el Teatro Tiroler Innsbruck, el Museo Nacional o el Alpenzoo, un parque zoológico situado en los Alpes desde el año 2000. A esto debemos unir la amplia oferta hotelera para todo tipo de bolsillos, además de la excelente red de transporte en autobús o tren, que nos permite visitar la ciudad y sus alrededores sin ningún problema.

Vía | austria.costasur
Foto | flickr-christoph.schrey

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.