La Noria Gigante, un símbolo de Viena

La Noria Gigante, un símbolo de Viena

Escrito por: bgarcia    20 mayo 2012     3 Comentarios     2 minutos

El viajero que disfruta de sus vacaciones en Viena no puede irse de la ciudad sin visitar la famosa Noria Gigante del Prater (Wiener Riesenrad). Preside la ciudad desde 1897, año en que fue construida para celebrar los 50 años en el poder de Francisco José I. No ha sido desmontada ni siquiera durante la Segunda Guerra Mundial, aunque tras los daños sufridos en 1944 debió ser restaurada.

La Noria tiene 64.75 metros de altura, 60.96 metros de diámetro y se mueve a 2.7 kilómetros por hora, una velocidad que permite disfrutar de increíbles vistas de la ciudad. Sus 15 cabinas clásicas cuidadosamente restauradas, pueden adaptarse para celebraciones, pedidas de mano, cumpleaños infantiles e incluso pequeñas reuniones de negocios. Una segunda noria a los pies de la principal, la Rueda de la Historia-Panorama, formada por 8 cabinas recuperadas, se ha convertido en una exposición sobre la historia de la Riesenrad y de la capital austriaca.

El Prater donde se ubica la Noria Gigante es un parque con más de 250 atracciones, tanto modernas como clásicas. Entre estas últimas, quizá las más atractivas, el tiovivo con sus caballitos de madera y la montaña rusa aún del mismo material. Entre las atracciones de nuestros días el Praterturm, el carrusel volador, es el más alto del mundo, elevando a los atrevidos ocupantes a 117 metros de altura y haciéndoles girar a 60 kilómetros por hora. Si lo que buscas es velocidad tus atracciones serán el Turbo Boost, el Bungee Jump, el Ejektion Seat o el Space-Shot. Por supuesto los niños tienen también su espacio.

La Noria está abierta durante todo el año casi todo el día, excepto del 9 al 20 de febrero. El precio es de 9 euros por trayecto y hay ofertas para combinarlo con otras atracciones de la ciudad.

Vía | Wiennerriesenrad
Foto | Flickr-Jaume Meneses


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.