Zell am See, no sólo es nieve lo que la rodea

Escrito por: slopez    16 noviembre 2013     Sin comentarios     2 minutos

A mediados del mes de octubre, publicamos un post sobre una de las zonas del estado de Salzburgo con mayor encanto en marco natural. La zona de Zell am See-Kaprun es un espacio espectacular para la práctica de deportes invernales, especialmente el esquí. Pero hoy, vamos a dar un paseo por las calles de la ciudad. Por las calles de Zell am See.

Su nombre viene sonando desde la época romana, siendo protagonista, en los siglos posteriores, de algunos envites como la Guerra de los Campesinos Alemanes (denominada también la gran revuelta campesina, en el primer cuarto del siglo XVI). A finales del siglo XIX, la evolución de la ciudad se convirtió en un hecho, recibiendo los derechos de ciudad en el año 1928.

Además de la zona montañosa de Kaprun, la ciudad ofrece a sus visitantes otro tipo de atracciones con un enfoque más cultural. Uno de los más interesantes es la Iglesia de San Hipólito, construida en su mayoría en estilo románico. A finales del siglo XVIII, se construyó, en su nave central, una bóveda de estilo gótico, pasando a ser un techo de madera a finales del siglo XIX. También encontramos, en su interior, diversos frescos representando a los apóstoles.

Dos son los puntos que más llaman la atención de la Iglesia de San Hipólito. Una pasarela interior elevada, con una ornamentada barandilla, construida a principios del siglo XVI, y apoyada en cuatro columnas hechas de mármol. Y el segundo punto es la Torre de la Iglesia, con una altura de treinta y seis metros y construida en piedra caliza, desde ella podemos contemplar una visión de toda la zona espectacular.

Casi toda la ciudad se encuentra rodeada por construcciones y edificios señoriales y de gran belleza estética. Entre ellos, destacamos el Castillo Rosenberg, localizado en el centro de la ciudad. Construido en estilo renacentista, en el sobresalen sus hermosos jardines y un parque de recreo. Desde el año 1970, alberga al Ayuntamiento de la ciudad.

Y como alojamientos, tenemos que señalar el Hotel Salzburgerhof y el Gran Hotel. El Salzburgerhof es un hotel de cinco estrellas de gran confort y lujo donde sus estupendos spas les harán relajarse en un marco de ensueño. El Gran Hotel está ubicado en una lugar privilegiado, a la orilla del lago Zell. Rodeado de agua y con unas magníficas vistas a las montañas, les hará olvidarse por completo del mundo.

Como podrán ver, no sólo es nieve lo que rodea a Zell am See, aunque sea lo más llamativo de la zona. Sin embargo, la posibilidad de poder alternar una estancia típica invernal en una zona nevada junto con el esplendor antiguo de las calles de la ciudad, convierte este punto en unas vacaciones más que atractivas.

Vía | en.wikipedia
Foto | flickr-Leo Setä


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.