Vivir la Navidad y el Año Nuevo en Río de Janeiro

Vivir la Navidad y el Año Nuevo en Río de Janeiro

Escrito por: Xavi    1 diciembre 2016     Sin comentarios     2 minutos

Brasil es un país muy católico y por tanto la Navidad es una festividad muy importante. Además, estamos en el Hemisferio Sur y por tanto durante el mes de diciembre en este lugar del mundo nos aproximamos al verano, así que mucha gente decide cambiar la ropa de invierno por la manga corta y el bañador, pasar de estar haciendo muñequitos de nieve a tostarse al sol en una playa paradisíaca.

Río de Janeiro, la ciudad más turística del país, es la que también recibe mayor número de visitantes de cara a la Navidad. Una fiesta que comienza oficialmente con uno de los actos más multitudinarios de cuantos se dan en la ciudad, el encendido del Árbol de Navidad. Más de 200 mil personas acuden al espectáculo del primer encendido de este árbol navideño que se instala año a año en la Laguna de Rodrigo Freitas, por lo que se trata de un árbol flotante, y que siempre compite por ser uno de los más grandes del mundo.

Por lo demás, los brasileños suelen celebrar una navidad muy a la europea, o casi que muy a la portuguesa, con una cena el día 24 en la que el pavo suele ser la estrella. Tras la cena, hay quien opta por acudir a la tradicional Misa del Gallo y hay quien busca directamente la fiesta, que no falta, mientras esperan que llegue Papa Noel con los regalos al día siguiente.

El Añonuevo en Copacabana

La fiesta de Añonuevo en Río se conoce como Reveillon

Y si la Navidad en Río es importante y multitudinaria, mucho más lo es la fiesta de Añonuevo. El último día del año, el Reveillon como se le llama en Brasil, es en la ciudad maravillosa la segunda fiesta más importante a lo largo del año, tan sólo superada por el mundialmente famoso Carnaval.

La icónica playa de Copacabana es el epicentro de esta fiesta. Desde bien temprano, la playa se va llenando de personas vestidas de blanco, al punto que llegada la hora señalada no cabe en la playa un alfiler. Así, alrededor de dos millones de personas disfrutan de un espectáculo pirotécnico sin parangón, que se realiza desde unas balsas situadas en el mar, sobre la línea costera de toda la playa.

El espectáculo con el que se da la bienvenida al nuevo año dura casi media hora. Después de eso, la fiesta sigue y en el mismo lugar, con escenarios repartidos por la playa por los que pasan los más famosos cantantes brasileños, en una fiesta moderna (pues se celebró así por primera vez en los ochenta) pero ya totalmente intrínseca en el alma de Río.

Foto 1 | Flickr – Leandro Neumann Ciuffo
Foto 2 | Flickr – Omar Uran

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.