Banff, un paraíso entre montañas

Banff, un paraíso entre montañas

Escrito por: bgarcia    15 Agosto 2014     Sin comentarios     2 minutos

Los parques nacionales de las Montañas Rocosas canadienses son Patrimonio de la Humanidad por la espectacularidad de su naturaleza. En este maravilloso entorno surge una ciudad que da nombre a uno de estos Parques, Banff. Fundada al llegar el ferrocarril a esta zona del país, Banff es un paraíso entre montañas, glaciares, lagos y cascadas. […]

Los parques nacionales de las Montañas Rocosas canadienses son Patrimonio de la Humanidad por la espectacularidad de su naturaleza. En este maravilloso entorno surge una ciudad que da nombre a uno de estos Parques, Banff. Fundada al llegar el ferrocarril a esta zona del país, Banff es un paraíso entre montañas, glaciares, lagos y cascadas. El asentamiento se inicia al descubrirse aguas termales en la zona, lo que atrajo inmediatamente a los primeros pobladores y posteriormente al turismo. Gran parte de su atractivo radica en el control del urbanismo para proteger tan privilegiado entorno.

Banff es accesible por tren y carretera y puede visitarse como una excursión de un día desde Calgary o ser el destino de unas vacaciones en plena naturaleza. Pese a su reducido tamaño, dispone de buenos alojamientos y servicios turísticos además de una interesante oferta de excursiones y deportes al aire libre.

Durante el verano la temperatura diurna es agradable y fresca por la noche. Aunque el agua en los lagos está bastante fría, hay algunos puntos en los que se templa lo suficiente como para poder disfrutar de un agradable baño. En tu hotel te pueden informar con precisión. También puedes obtener información sobre los puntos de acampada, las rutas en bicicleta o caminando y los mejores lugares para practicar kayak y escalada. Otras opciones son la pesca, el golf e incluso hay una pista para practicar skate.

En invierno la nieve es la protagonista en este paisaje de cuento. Las temperaturas no suelen subir de cero pero gracias al viento cálido llamado Chinook, hay días con menos frío. En los alrededores de Banff se puede practicar esquí, tanto descensos como travesía; snowboard; patinaje sobre hielo; descenso en trineo; curling y excursiones en trineo tirado por caballos entre otros muchos.

Entre las visitas imprescindibles desde Banff podemos destacar la excursión a Cave y Basin, lugar histórico considerado el origen de los Parques Naturales en Canadá. Igualmente interesante es la subida al Sulphur Mountain en la Góndola, un moderno telecabina que accede al pico desde el que hay unas impresionantes vistas de la zona. Desde la cima, en la que hay un restaurante y una cafetería, se pueden ver seis cadenas montañosas. Un poco más lejos, a 57 kilómetros se encuentra el Lake Louise con sus sus increíbles aguas de color turquesa.

En cualquier época del año los spa de Banff son el mejor sitio para relajarse y recuperar energía.

Foto | Flickr-Brad Wilke
Más Información | Town of Banff


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.