Sewell, ciudad minera Patrimonio de la Humanidad

Escrito por: bgarcia    28 agosto 2013     Comentario     2 minutos

En 1905 la compañía minera estadounidense Braden Copper Company, comenzó a explotar el yacimiento El Teniente situado a 60 kilómetros de la ciudad de Rancagua. Un año antes había comenzado la construcción de un asentamiento para los trabajadores que se llamó El Establecimiento. Fue planificado por el ingeniero William Braden. En 1915 tomó el nombre actual de Sewell en honor a un alto cargo de la compañía que había fallecido ese año.

El lugar en que se encuentra Sewell a 2.000 metros de altitud en Los Andes, está sometido a inclemencias extremas del tiempo, lo que por un lado significa unas condiciones de vida muy duras y por otro un entorno de gran belleza. La ladera en la que se levantó el asentamiento era demasiado escarpada para la circulación de vehículos, por lo que se estructuró a los lados de una gran escalera que partía de la estación. Las casas se construyeron en madera y se pintaron de vivos colores. Se agrupaban en torno a plazas de configuración irregular adornadas con árboles y otros elementos vegetales.

Aunque en Sewell vivieron unas 15.000 personas, cuando era la mayor mina subterránea de cobre del mundo, quedó prácticamente deshabitada en los años 70. En los 80 parte de la ciudad fue desmantelada quedando actualmente unos 50 edificios de los orígenes, que están siendo restaurados y mantenidos como parte del compromiso con la UNESCO al ser esta ciudad Patrimonio de la Humanidad desde el año 2006.

Se puede visitar en tours turísticos que salen de Rancagua y que puedes contratar en cualquier agencia de viajes. Además del propio asentamiento, también se puede visitar allí el Museo de la Gran Minería del Cobre, inconcluso pero ya abierto al público.

Vía | UNESCO
Foto | Flickr-Gabriel Britto

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.