Los secretos de las cuevas Mogao

Los secretos de las cuevas Mogao

Escrito por: mbravo    19 abril 2013     Sin comentarios     2 minutos

Las Grutas Budistas de Mogao, o Cuevas de Mogao, son un grupo de grutas y templos emplazados en el acantilado de la montaña Mingsha cerca de Dunhuan, en la provincia china de Gansu. En total hay 492 cuevas de las cuales las más antiguas datan del 366 antes de Cristo, el período conocido como ‘de los 16 reinos’.

Hoy en día se encuentran bien conservadas, incluso forman parte del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO desde 1987. Pero tuvieron una época de decadencia durante la dinastía Yuan entre los años 1271 y 1368.

Dentro de las cuevas se pueden encontrar increíbles murales con cientos de años de antigüedad. Ocupan un área de 45.000 metros cuadrados en muros de interior, y también hay 2000 esculturas en color y más de 4000 apsaras, una suerte de criatura mitológica con la forma de una ninfa voladora.

La investigación de las cuevas ha llevado a diferentes grupos de arqueólogos e investigadores a encontrar diferentes obras, desde vasijas y reliquias culturales hasta edificios de madera y documentos escritos en el siglo XX por Wang Yuanlu, un chino taoísta que se nombró a sí mismo como el guardian de algunos de los templos de las cuevas.

Además de la belleza intrínseca de estas cuevas, también hay una leyenda que las rodea. La historia cuenta que Lo-Tsum, un monje budista que vivía en la región en el año 366 antes de Cristo, tuvo una visión con miles de Budas. A partir de esta premonición logró convencer a uno de los tantos peregrinos de la Ruta de la Seda para fundar un templo y a partir de allí empezaría a crecer en magnitud e importancia en todo el país.

Las cuevas están cerca de la ciudad de Dunhuan, una de las más importantes localidades de los primeros budistas en China y de la cual partían 3 Rutas de la Seda hacia el este. Es la capital provincial y aunque Gansu es una de las provincias chinas más pobres, el centro de Dunhuan sigue siendo una parada inolvidable en la zona del desierto de Taklamakan. Desde Kashgar es muy normal viajar hasta Dunhuan en tren, se trata de un centro de encuentro para las distintas bifurcaciones de la antigua Ruta de la Seda.

Vía | Cri
Foto | Flickr-Casbr

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.