Prisión de Seodaemun: un recorrido por el símbolo de la independencia surcoreana

Prisión de Seodaemun: un recorrido por el símbolo de la independencia surcoreana

Escrito por: Juan Luis    31 mayo 2018     Sin comentarios     2 minutos

La Prisión de Seodaemun se ha convertido en uno de los símbolos de la independencia de Corea del Sur de Japón, un icono que se puede visitar actualmente.

La capital surcoreana nos ofrece una serie de lugares realmente increíbles que se deben conocer para disfrutar de unas vacaciones realmente completas. Uno de los más enigmáticos es la Prisión de Seodaemun, un sitio que se ha convertido en uno de los iconos de la lucha para que Corea del Sur se convirtiera al fin en un país y se desligara de Japón.

La prisión de Seodaemun se utilizó hasta 1987 tras la independencia de Corea del SurLa visita a esta antigua prisión es una de las recomendaciones que no debes dejar pasar ya que merece la pena conocer un lugar tan diferente al resto. Data de 1907 y estuvo abierta desde 1908 hasta 1945, aunque posteriormente el gobierno de Corea del Sur también la siguió utilizando tras la independencia durante algunas décadas más hasta 1987.

Dentro de esta prisión cabían alrededor de unos 500 presos, tanto hombres como mujeres. Desde 1992 es un museo donde se puede conocer la estructura original, además de una serie de salas donde se cuenta la historia del lugar.

Prisión de Seodaemun: un recorrido por el símbolo de la independencia surcoreana

Recorriendo la prisión

Curiosamente es una prisión que se construyó utilizando a los presos de otra prisión y es un lugar que encierra muchas historias y sufrimiento por parte de los presos. Los visitantes van a poder ver diferentes celdas en su estado original, con las paredes y objetos tal y como se quedaron tras la estancia de los presos.

Existe una zona donde los prisioneros realizaban los trabajos forzados a lo largo de todo el día, casi sin descanso. También alberga algunas celdas específicamente para las mujeres. Las torturas eran muy frecuentes en esta prisión, castigos severos y escasa comida a lo largo de la condena de los presos. Recorrer los pasillos donde se encuentran las celdas, ver escenas de torturas y castigos, es algo que impresiona mucho a los turistas que llegan hasta este lugar.

La visita a este lugar de Seúl es una de las recomendaciones para los que buscan recordar la historia y ver un sitio donde el sufrimiento fue la tónica habitual. El precio de la entrada es de 3.000 wones para adultos, 1.000 wones para niños. Al cambio son 2,5 y 1 euro respectivamente. El horario es de 9:30 a 17 o 18 horas dependiendo de la época del año.

Vía | Visitkorea
Foto | Christopher-Flickr
Foto 2 | Christian Senger-Flickr


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.