Copenhague, ciudad tranquila y respetuosa

Copenhague, ciudad tranquila y respetuosa

Escrito por: bgarcia    26 mayo 2013     4 Comentarios     2 minutos

La capital de Dinamarca es también su ciudad más poblada con algo más de un millón cien mil habitantes. Su historia se remonta al año 800 aproximadamente en el lugar en el que ya había un pueblo de pescadores. Desde el año 1300 no ha perdido la capitalidad. Está situada en el noreste dela isla de Selandia, separada solo 28 kilómetros de Malmö, la ciudad sueca más cercana. Desde el año 2000 ambas ciudades están unidas por el Puente de Oresund, una impresionante obra de ingeniería.

Copenhague es una ciudad tranquila, amable y muy respetuosa con el medio ambiente. El principal medio de transporte es la bicicleta, favorecido por su orografía. Que sea posible bañarse en el puerto, en verano, nos da una idea de lo concienciados que están con el respeto por el entorno. La arquitectura está a la vanguardia de la construcción sostenible.

Son muchos los lugares que merece la pena visitar en esta ciudad además de la famosa Sirenita. Puedes hacer un recorrido en barco por los canales como primera aproximación a la ciudad. Después podrás recorrer lo sitios de interés a pie, en bicicleta o en transporte público. Algunos lugares que no deberías dejar de visitar son:

  • Rundetaarn, el observatorio más antiguo de Europa, en funcionamiento desde 1642. Su rampa de acceso de 209 metros da siete vueltas alrededor del eje. Ofrece unas vistas magníficas de la parte antigua.
  • Amalienborg, la residencia oficial de la familia real. El mejor ejemplo de la arquitectura rococó danesa.
  • Christiania, la ciudad libre. Una parte de la ciudad con sus propias leyes basadas en el vive y deja vivir.
  • Tivoli, uno de los parques de atracciones más antiguos de Europa, en el centro de la ciudad. Combina atracciones clásicas con otras modernas, desfiles y espectáculos.
  • Christiansborg Palace, el Parlamento danés.
  • Kastellet, una fortificación perfectamente conservada.
  • El palacio Frederiksborg, edificio renacentista del año 1600, rodeado de unos preciosos jardínes.
  • El castillo de Rosenborg, pequeño castillo de 1600 en el que entre otros tesoros se guardan las joyas de la corona danesa.

Estos son solo algunos de los lugares más interesantes, pero no dejes de pasear por Nyhavn para contemplar sus preciosas casas de colores y para disfrutar de sus restaurantes y bares. En verano lo típico es beber una cerveza junto al agua del canal. Tampoco puede faltar en tu paseo Strøget , una de las calles comerciales más largas de Europa y en la que encuentras tiendas de todo tipo.

Foto | Flickr-Xevi V
Más información | Visit Copenhaguen


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.