Cinco normas para disfrutar de la playa y la piscina con respeto

Cinco normas para disfrutar de la playa y la piscina con respeto

Escrito por: Victor Alós    8 agosto 2017     3 minutos

Aunque son espacios al aire libre, estamos junto a otras muchas personas y hay que tener cuidado para respetarles, a ellos y al propio espacio, para disfrutarlo

En verano las playas están llenas, al igual que las piscinas. Y aunque se trata de lugares al aire libre, donde podemos disfrutar sin problemas del sol y el agua, hay que seguir unas mínimas normas para disfrutarlas plenamente y que no existan problemas de convivencia. Además, se trata de mantener el espacio limpio y listo para ser disfrutado sin tener que sufrir molestias por parte de quien llegue detrás de nosotros. Vamos a repasar unas normas básicas, muy sencillas de cumplir y que servirán para que todo vaya perfecto en la playa y la piscina.

No reserves sitio

Lo hemos visto mucho, sobre todo en las playas. Llega una persona muy temprano, deja la toalla y la sombrilla de toda la familia y se va. Y no aparecen todos hasta dos o tres horas más tarde. Está claro que hay que madrugar para conseguir el mejor sitio, pero lo adecuado es que, si llegas pronto, mejor quedarse. Es una falta de respeto para el resto de usuarios y oye, todo el mundo tiene derecho a disfrutar de un espacio frente el agua, ¿verdad?

Deja espacio con tu vecino de toalla

Está claro que hay mucha gente, pero seguro que puedes colocar la toalla en un sitio en el que el vecino esté a una distancia lógica para no molestar ni ser molestado. El espacio personal es muy importante y hay que respetarlo siempre que sea posible. Seguro que también estás más a gusto con una distancia prudente de tu vecino. Es cierto que a veces es imposible respetar esta norma, pero siempre se puede intentar, ¿verdad?

Fumar solo si tienes espacio libre a tu alrededor

Sí, tanto en la playa como en la piscina estás al aire libre y no debería haber problemas. Pero estamos junto a miles de personas y no todo el mundo disfruta con el olor a tabaco. En las piscinas está prohibido hacerlo y en algunas playas también. Si no lo está es mejor hacerlo a una distancia prudente del vecino de toalla, para no molestarle. Además, no hay que dejar las colillas en la arena. Muchas playas facilitan un cenicero en forma de cono y con tapa, que ayuda a mantener la playa limpia.

Si comes, recoge

No hay nada más gratificante que disfrutar de una comida de picnic en la playa, en el pantano o en la piscina. Pero comer en un sitio no quiere decir que tengamos que dejar la basura en el lugar donde hemos estado. Todas las playas y piscinas tienen papeleras y contenedores, así que no se puede poner como excusa la falta de ellas. Un espacio limpio permite que el que llegue detrás pueda disfrutar tanto como lo has hecho tú.

Respeta el espacio de los demás

En la playa jugamos a las palas, hacemos castillos de arena y corremos por la arena. Eso está bien y la playa, la piscina y el pantano están para eso. Pero si hay mucha gente, hay que adaptarse y dejar de realizar alguna de estas actividades para no molestar. Si no se puede jugar a las palas o con un balón porque hay mucha gente, es mejor desplazarse un poco hacia el agua o la parte de arena más alejada, para disfrutar del deporte sin molestar a los demás. Un pequeño sacrificio para permitir que la convivencia en estos espacios de ocio y diversión sea mejor.


Comentarios cerrados

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.