El Museo de Microminiaturas de Guadalest, joyas arquitectónicas en el ojo de una aguja

El Museo de Microminiaturas de Guadalest, joyas arquitectónicas en el ojo de una aguja

Escrito por: Victor Alós    1 septiembre 2017     Sin comentarios     2 minutos

Esta pequeña población de apenas 220 habitantes tiene hasta ocho museos de lo más original y entre ellos destaca el de Microminiaturas, obra de Manuel Ussà

Las ciudades tienen una gran oferta de museos y lugares de interés, con cientos de lugares que visitar y conocer. Pero también hay lugar para los museos en poblaciones más pequeñas. Por ejemplo, el pequeño pueblo de Guadalest, en Alicante, no es solo uno de los pueblos más bonitos de España, según la asociación que recoge estas poblaciones, sino que además tiene un número increíblemente grande de museos de lo más curiosos. Uno de ellos es el Museo de Microminiaturas.

En este pequeño pueblo, de apenas 220 habitantes, se abren ocho curiosos museos y el de Microminiaturas es uno de los más curiosos. El artífice del Museo de Microminiaturas es Manuel Ussà, un artista alicantino que se ha centrado en crear este tipo de obras artísticas, prácticamente invisibles que se ubican en objetos de uso común, pero en un tamaño diminuto y con una precisión increíble.


Con herramientas de precisión creadas por el propio artista, ha sido capaz de recrear obras tan importantes como Las tres gracias de Rubens en la punta de un lápiz, dibujar 14 caballos en un pelo, poner una caravana de dromedarios en el ojo de una aguja o hacer la maqueta de un tiovivo dentro de la cáscara de una avellana. Una cantidad asombrosa de imágenes sorprendentes que necesitan una lupa u otros elementos ópticos para poder ser apreciadas.

Este museo forma pareja con otro dedicado a esculturas, en conjunción a otras piezas, miniaturas, obra del mismo autor. Se trata del Museo Micro-Gigante, que juega con el contraste entre las piezas más grandes y otra microscópicas. El recorrido lleva al visitante de ambos espacios a un mundo artístico que supone un cambio de concepción del arte. El artista se ha esmerado en que esas piezas diminutas se conviertan en algo realmente espectacular y que sean totalmente reconocibles.

Esta es una interesante propuesta para un pueblo que además tiene un museo de la tortura, uno de belenes y casas de muñecas, otro dedicado a vehículos históricos, el museo Casa Orduña, de esta familia nobiliaria y el museo etnológico, un interesante recorrido por la vida cotidiana de esta población y su comarca. Además, el espectacular castillo es la joya de un pueblo que aunque es muy pequeño tiene varios puntos de interés para dejar pasar las horas maravillándose con los museos y los lugares interesantes que podemos ver allí.


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.