El embalse de Iznájar, una visita a los tesoros sumergidos del lago de Andalucía

El embalse de Iznájar, una visita a los tesoros sumergidos del lago de Andalucía

Escrito por: Victor Alós    1 diciembre 2020     3 minutos

El embalse de Iznájar esconde bajo sus aguas varios edificios anteriores a su fabricación, así que podemos conocerlos durante la época de bajada del agua

En la provincia de Córdoba se encuentra el embalse de Iznájar, que desde el año 1969 recoge el agua del río genil y que se ha convertido en uno de los embalses más grandes del país. Tiene un perímetro de 100 kilómetros y esto le ha valido el sobre nombre de «el lago de Andalucía«. Además de abastecer de agua potable a una población de unas 200.000 personas se ha convertido en punto de partida a varias rutas de senderismo de especial interés para los aficionados a este deporte y en otoño e invierno, gana todavía más puntos.

Esto se debe a la disminución del volumen del agua del embalse, ya que es en esta época cuando esta bajada del agua provoca que se vean muchos de los restos que fueron sumergidos durante la construcción de este embalse. El recorrido por los bordes del embalse ofrece una interesante vista de los edificios y otras construcciones que quedaron cubiertas por el agua y que se conservan en perfecto estado.

Embalse de Iznájar - torre de la luz

La bajada del nivel del agua permite que se abran nuevas rutas, que normalmente están sumergidas. Afloran también los restos de algunas fábricas, motor económico de la zona hasta la primera mitad de la década de los años 60. Se trata de una zona en la que los olivos son importantes, así que hay restos de fábricas dedicadas a la elaboración de aceite que tuvieron que ser abandonadas y que emergen en estos meses.

También hay casas de la aldea que ocupaba ese espacio antes del embalse, el Barrio de San José, que tuvo que ser abandonado. Pero además se pueden ver lugares como la antigua torre de la luz, un edificio que todavía conserva el vano de la puerta y dos ventanas. Su función era de suministrar energía eléctrica a todos los edificios de la zona.

Fabrica Industrias Belo 1a

Además, al retirarse el agua se desvele el Puente Molinillo, que desvela los cinco arcos de medio punto que normalmente quedan ocultos. Este puente unía la población de Iznájar con Rute por la antigua carretera del Remolino. Con la bajada de agua se puede incluso cruzar por él y disfrutar de unas vistas únicas sobre el embalse.

Otro de los monumentos que se recuperan son una chimenea que procede de la fábrica de aceite del Conde de la Revilla. Todo ello convierte el espacio del embalse de Iznájar en algo a descubrir durante estos meses de otoño e invierno. A partir de enero, las lluvias hacen que se recupere el caudal y que el agua vuelva a subir, cubriéndolo todo.

Rutas de senderismo para conocer Andalucía

Rutas de senderismo para conocer Andalucía

La comunidad de Andalucía nos brinda la posibilidad de disfrutar de rutas para poder hacer senderismo, con hermosos paisajes en diferentes sitios.

LEER MÁS

En Iznájar hay un centro de interpretación del embalse, que ayuda a conocer qué había en el lugar donde ahora hay agua y cómo se construyó esta obra de ingeniería.

Esta es la ubicación del embalse de Iznajar, el lago de Andalucía

Comentarios cerrados


Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.