La Casa de la Troya, hogar universitario en el Santiago del siglo XIX

La Casa de la Troya, hogar universitario en el Santiago del siglo XIX

Escrito por: slopez    31 marzo 2013     2 minutos

Uno de los lugares que más he recordado viajando por España ha sido Santiago de Compostela. El embrujo de esta tierra, de su historia, de su gente (y, por que no decirlo, de su comida) te introduce dentro de su marco y no permite que deseches la posibilidad de volver. Dentro de Santiago, uno de los edificios históricos que se puede visitar es la Casa de la Troya.

El edificio de la Casa de la Troya fue construido en el siglo XVIII. Aunque en la actualidad es un museo que muestra diferentes aspectos y elementos de la vida universitaria del siglo XIX, fue en este siglo cuando comenzó su andadura como residencia de estudiantes, llegando a funcionar como tal durante veinte años. Posteriormente, fue ocupada por diferentes familias hasta 1960, año en que fue cerrada por su deterioro interior.

Cuando entramos en el edificio, nos encontramos en la planta baja, donde está la recepción y el antiguo paso, tanto de personas como de animales (caballos fundamentalmente). El primer piso incluye el salón-comedor (usado también como lugar de estudio) y la llamada Sala de Respeto, que era el lugar donde los familiares charlaban con los estudiantes que visitaban.

En la segunda planta tenemos los dormitorios, uno de ellos colectivo y otro individual, este último, privilegio para los que podían pagar algo más. Mientras que en el ático ubicamos la cocina, en el sótano localizamos la antigua cuadra de caballos, que, actualmente, es una estancia en homenaje a las tunas universitarias.

Durante todo el recorrido, podemos admirar diversos útiles y objetos de finales del siglo XIX, similares a los que pertenecieron a los habitantes de la residencia. Desde instrumental médico hasta los trajes que se usaban en la época. Además, el museo posee una biblioteca histórica donde podemos encontrar ejemplares de la novela que recrea la vida de los estudiantes en la Casa de la Troya, así como de otros autores y de temas de la capital gallega.

Después de la década de los sesenta, el edificio quedo inservible. Finalmente, y tras muchos esfuerzos para ello, la casa volvió a abrir sus puertas como museo en abril de 1993. Aunque en octubre de 2008 volvió a ser cerrada, gracias al esfuerzo de la Asociación de Tunos Compostelanos se reabre en 2010 (Año Jubilar), manteniéndose en la actualidad hacia el público, sobre todo en los meses de verano.

Vía | lacasadelatroya
Foto | flickr-vfarboleya

Comentarios cerrados


Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.