Restos arqueológicos Tarragona I

Restos arqueológicos Tarragona I

Escrito por: slledo    29 agosto 2012     2 Comentarios     2 minutos

Tarragona es una ciudad que debido a su maravillosa localización y su tiempo inmejorable con temperaturas cálidas durante casi todo el año, se ha convertido en uno de los destinos preferidos de la Costa Dorada. Pero además de disfrutar de sus playas y sus aguas tranquilas uno de sus reclamos turísticos son sus restos arqueológicos, la gran mayoría visitables.

De hecho los inicios de esta ciudad se remontan a la época romana cuando era conocida como Tarraco. El Conjunto Histórico de Tarraco contribuyó en gran medida a que en el año 2000 consiguiese la categoría de Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Por eso, hoy quiero hacer mención a algunos de estos restos que nos darán una muestra de como vivían sus primeros pobladores.

Comenzaremos con el Anfiteatro Romano. Es una construcción del siglo II situada cerca del mar. Tiene forma oval y unas gradas que se tallaron en la misma roca. Aquí es donde se celebraban las luchas de los gladiadores y se soltaban a las fieras para clamor de los espectadores. También era el lugar donde se realizaban las ejecuciones públicas.

El Foro Local era donde se centraba la vida de las personas tanto para acontecimientos religiosos como sociales. Allí se encontraban los templos, las esculturas de gente relevante y los locales comerciales. Actualmente sólo se conservan unos pequeños tramos de las calles y pavimentos romanos y una parte de su basílica.

También podremos ver uno de los circos romanos mejor conservados de Occidente. Se encuentra dentro de la ciudad, lo que hace que tenga algunas particularidades frente a los que se construían en el extraradio. Aquí era donde los romanos disfrutaban de las carreras de caballos. Se cree que llegó a tener una capacidad para 30000 espectadores.

Vía | Tarragona turisme
Foto | Flickr-Calafellvalo


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.