Sitges, una villa marinera con una gran vida cultural

Sitges, una villa marinera con una gran vida cultural

Escrito por: Victor Alós    28 junio 2015     Sin comentarios     2 minutos

En las costas de Barcelona se encuentra Sitges, una ciudad que además de contar con una gran oferta turística de sol y playa, con todos los servicios que un visitante merece en su lugar de vacaciones, celebra una gran variedad de actividades culturales. Se trata de una de las ciudades más conocidas en cuanto a festivales cinematográficos, que se celebra durante el mes de octubre.

Pero más allá de esta semana en la que se reúnen las principales figuras del cine fantástico para mostrar sus últimos trabajos y reunirse con los fans de este género, Sitges tiene una agenda repleta de este tipo de eventos que se celebran a lo largo del año. Además, como ocurre con otros muchos pueblos costeros, cuenta con un casco urbano repleto de lugares dignos de visitar.

Posiblemente el más conocido y el más reconocible es la Iglesia de San Bartomeu y Santa Tecla. Este edificio se ha convertido en la principal imagen de Sitges y ha servido de imagen del cartel del Festival de Cinema Fantàstic, entre otras muchas otras estampas artísticas. Su situación le convierte en el más visto, ya que se encuentra al final del Paseo Marítimo, sobre el baluarte y sirve para definir el skyline de la población, con dos campanarios y su característica silueta.

El modernismo se asentó en Sitges a principios del siglo XX, tal y como ocurrió en muchas otras poblaciones, por lo que se pueden admirar varios edificios adscritos a este estilo arquitectónico que han perdurado a lo largo de las décadas pasadas. Uno de estos edificios puede ser el Palacio Marciel, que recibe el nombre de Marciel de Terra, para diferenciarlo de Marciel de Mar, que es como se conoce al Museo Marciel.

En este se expone una gran colección de arte contemporáneo y se encuentra junto al Palacio Marciel. Otro de los museos a visitar en Sitges es el Museo Cau Ferrat, ubicado en la casa en la que vivió Santiago Russinyol, donde se pueden admirar obras del propio artista y de Camarasa, Zuloaga o Picasso. El tercer museo que hay que visitar es el Museo Romántico, donde se exhiben la muñecas de porcelana de la escritora Lola Anglada.

Hay más edificios para ver en Sitges, que tienen como argumento principal el modernismo y que, entre baño y baño en la playa, se pueden visitar.

Vía | Museus de Sitges


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.