El Glaciar Mendenhall, las espectaculares cuevas de hielo en Alaska

El Glaciar Mendenhall, las espectaculares cuevas de hielo en Alaska

Escrito por: Victor Alós    7 junio 2015     Sin comentarios     2 minutos

Ya sabemos que un glaciar es un río congelado que discurre por un cauce, tal y como lo haría en condiciones normales. Obviamente, su velocidad es muy lenta y se mueve muy pocos centímetros al año, o incluso menos. En Estados Unidos también se pueden encontrar varios e incluso se puede recorrer alguno de ellos desde dentro. Uno de ellos está situado en Jueneau, en la parte suroeste del estado de Alaska.

En el Valle de Mendenhall se encuentra este glaciar, que mide aproximadamente 12 kilómetros y que presenta una característica muy especial. Y es que el glaciar tiene una abertura en su parte final, que permite acceder al interior y contemplar las sorprendentes grutas de hielo que se han formado durante los siglos.

El paso es practicable durante varios kilómetros y presenta un espectáculo muy interesante donde la luz, tras pasar por la capa de hielo, muestra unas imágenes realmente preciosas. Gracias al efecto de la luz, se puede ver el desarrollo del hielo y las curiosas formas que presentan, tras años de existencia.

El acceso a estos túneles no es nada sencillo. El Valle de Mendenhall recibe alrededor de medio millón de visitas al año, pero solo unos pocos de esos miles de personas se atreve a realizar el espectacular recorrido por el interior del glaciar.

Para llegar hasta el acceso se ha de realizar un recorrido en kayak, escalar algunas subidas difíciles y caminar por el hielo hasta conseguir ver la entrada. No obstante, una vez realizado todo este camino, la recompensa es muy agradable. El color turquesa que se filtra por las paredes de hielo realza la belleza natural de las grutas y permite contemplar un espectáculo que muy pocas personas han tenido ocasión de ver.

El riesgo de que las paredes se derrumben existe, aunque es muy pequeño, lo que hace todavía más emocionante el paseo por el interior del Glaciar Mendenhall. El aumento de las temperaturas ha hecho que el glaciar retroceda, así que hay que acercarse pronto a verlo, por el riesgo de que desaparezca y nos perdamos uno de los espectáculos naturales más especiales de Estados Unidos.

Fotor | Joseph – Flickr
Vía | Wikipedia


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.