La Catedral de Saint Jean, imponente edificio religioso frente las aguas del Saone

La Catedral de Saint Jean, imponente edificio religioso frente las aguas del Saone

Escrito por: slledo    28 agosto 2012     Sin comentarios     2 minutos

Como bien sabemos, antiguamente la religión formaba parte de practicamente la vida de todos los habitantes e incluso estaba íntimamente ligada a la política (reyes, nobleza, etc) y al poder. Muestra de la magnitud de la religión cristiana son los monumentos religiosos que han quedado de épocas pasadas. Una muestra de este tipo de arquitectura es la Catedral de Saint Jean (de San Juan) situada a la orilla del rio Saone.

Situada en el casco antiguo de Lyon es visita obligada para todos aquellos que pisen la ciudad por primera vez, ya sean religiosos o no. Su vista desde el río ya te hace pensar que debió ser muy importante para sus habitantes ya que se alza imponente y es inevitable no prestarle atención.

Esta catedral que tardó trescientos años en construirse mezcla el estilo románico y el gótico (1180-1480). Realmente, desde La Saone lo que vemos es su parte trasera. Para acceder a ella tendremos que caminar hasta la Plaza de Saint Jean. Allí contemplaremos una imponente entrada de tres puertas de marcado estilo gótico y un gran rosetón en el centro de la parte superior. Llamará la atención a los visitantes la blancura de la fachada y los tonos más ennegrecidos de la piedra de la parte trasera del edificio. Esto es debido a que su fachada fue restaurada en el año 1982.

En esta iglesia tuvieron lugar grandes acontecimientos de la historia que nos pueden ayudar a comprender su importancia. Allí tuvieron lugar dos Concilios de Lyon, fue visitada por tres Papas (Inocencio IV, Juan XXII coronado en la catedral y Pío VII), se recibió a Napoleón y Josefina y tuvo lugar el casamiento de Enrique IV y Maria de Medici.

Más información | Wikipedia


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.