Los tres pueblos de la Bretaña Francesa que no debes dejar de ver

Los tres pueblos de la Bretaña Francesa que no debes dejar de ver

Escrito por: Victor Alós    14 noviembre 2019     3 minutos

La Bretaña Francesa es una de las zonas más interesantes para disfrutar y con lugares muy interesantes para visitar y conocer, así que proponemos tres de ellos

La Bretaña francesa está ubicada al Oeste de Francia y tiene una superficie de 27.000 kilómetros cuadrados, así que hay muchos rincones para conocer. No podríamos decirte que puedes dejar de ver en esta zona tan increíble, pero sí que queremos darte una pequeña guía de los tres pueblos de la Bretaña francesa que no debes dejar de ver y que es esencial que conozcas aunque solo vayas unos días a esta zona de Francia.

Mont Saint-Michel

Es el punto turístico más importante de la Bretaña Francesa, y no es para menos. La población de Saint-Michel se alza sobre un islote en la costa que cuando se retira la marea queda conectado al continente por un fino puente de tierra. Su característica forma va apareciendo en el horizonte a medida que te acercas por la carretera y es realmente impresionante.

El Mont Saint-Michel está coronado por el monasterio consagrado al arcángel San Miguel y representa uno de los grandes monumentos del país galo. Uno de los grandes placeres es callejear por la población y llegar hasta el monasterio, que se puede visitar y que es una experiencia realmente impresionante. Desde sus terrazas se puede ver la playa alrededor de la población. Por cierto, otra de las grandes experiencias es pasear por la playa alrededor de Saint Michel aprovechando la marea baja. En un día se puede ver todo el pueblo y seguir con la ruta por la Bretaña francesa.

Saint Malo Bretana Francesa

Saint Maló

Junto a Saint-Michel se puede visitar Saint Maló, una población situada a pocos kilómetros. Es otra de estas poblaciones importantes de Bretaña y también tiene un pasado realmente impresionante, porque era un refugio para corsarios y un punto importante para los barcos que surcaban el Canal de la Mancha y las costas francesas.

Las imponentes murallas rodean la ciudad y en toda ella se percibe ese ambiente marinero que nos hará disfrutar de una visita con sabor a salitre y unas espectaculares calles en las que se respira la tradición. Muchos de los edificios de Saint Maló fueron reconstruidos tras los bombardeos sufridos en II Guerra Mundial, manteniendo el espíritu original de la población.

Cuando baja la marea se puede acceder al fuerte del Petit Bé, que se encuentra en un pequeño islote frente a la ciudad. La omnipresencia del oceáno Atlántico permite que la mente viaje al pasado y se encuentren muchos motivos para disfrutar de la visita a Saint Maló.

Dinan Bretana Francesa

Dinan

Si vamos un poco hacia el interior, pero sin salir de esa misma zona de la Bretaña Francesa, encontramos Dinan. Una ciudad medieval que tiene también un recorrido espectacular por sus calles. De todas ellas destaca la rue du Jerzual, la más antigua de la población. El río Rance, que desemboca en Saint Maló pasa junto Dinan y hay un puerto, así que también ha sido un importante punto de comercio fluvial. Hoy, ese puerto acoge a embarcaciones de recreo, así que tiene otro cariz.

Cinco rincones de Rennes para conocer durante tu visita a Bretaña

Cinco rincones de Rennes para conocer durante tu visita a Bretaña

Rennes es la capital de Bretaña y una de las ciudades más interesantes para conocer durante la visita a esta región francesa y te enseñamos 5 lugares a visitar

LEER MÁS

El castillo, las murallas, las torres y las calles empedradas son los principales puntos para disfrutar de una de las tres ciudades que no has de dejar de ver durante tu visita a la Bretaña Francesa.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.