Amsterdam, el turismo masivo y el posible fin de los coffee shops

Amsterdam, el turismo masivo y el posible fin de los coffee shops

Escrito por: Xavi    21 febrero 2020     3 minutos

La ciudad de Amsterdam se está planteando seriamente tomar medidas para acabar con los problemas que genera el turismo masivo en coffe shops y el Barr

Puede que seas de los que está pensando en viajar a Amsterdam próximamente. Y puede que, en la agenda, tengas pensado visitar los famosos coffee shops de la ciudad holandesa. No te preocupes porque es normal, de hecho, según las encuestas, dos tercios de las personas que viajan a esta ciudad pasan por ellos y un tercio se pensaría mucho o directamente no iría a Amsterdam si no pudiera pisar una de estas instalaciones.

Es una realidad que mucha gente viaja a Holanda y más concretamente a Amsterdam, su ciudad más turística, con la mente puesta en estas «cafeterías» en las que se puede consumir cannabis. De ahí que el gobierno holandés, desde hace algunos años, se pusiera a tomar medidas para evitar la masificación y los problemas indirectos que conlleva el consumo de drogas en estos lugares, medidas como por ejemplo cerrar los coffee shops a los turistas, que fueran solo para ciudadanos residentes en el país.

Estas medidas no sirvieron en mayor medida, y acabaron acarreando sin querer problemas de otro tipo, como por ejemplo el fomento de la venta de droga ilegal en plena calle. Por eso, las ciudades más importantes del país, como por ejemplo Amsterdam, tomaron la medida de abstenerse de esa prohibición y no poner trabas a los turistas a la hora de acceder a estos espacios. Aunque esa situación puede cambiar.

Amsterdam podría prohibir los coffee shops y los tours por el Barrio Rojo

Barrio Rojo de Amsterdam es una de las zonas más turísticas de la ciudad

La estadística de la que hemos hablado en el primer párrafo es demoledora. Prácticamente dos tercios de las personas que viajan a Amsterdam, y hablamos de una ciudad que el año pasado recibió más de diez millones de turistas, visitan estos establecimientos y eso está provocando problemas de convivencia. Hablamos de un perfil de turismo masivo muy concreto, jóvenes que viajan hasta esta ciudad en busca de hacer cosas que en su lugar de partida no pueden, y que terminan haciendo «más de lo debido«. Se entiende.

De ahí que el ayuntamiento de Amsterdam se esté planteando muy seriamente, ahora sí, el cierre de los coffee shops a los turistas, tal y como en otros lugares del país se viene haciendo. Si se aplica esta medida, a estos lugares solo podrían acceder (siempre y cuando los propietarios cumplieran estrictamente con ella) aquellas personas que acrediten residencia en el país. No es necesario ser estrictamente natural de los Países Bajos, pero sí mostrar credenciales de que se reside habitualmente.

De igual modo, se quiere frenar también con los problemas que genera el turismo masivo en otra zona muy popular de la ciudad: el Barrio Rojo. Los tours que se hacían de noche pasando por los lugares claves de este barrio se van a prohibir, y los guías y turistas que rompan esta regla se enfrentarán a cuantiosas multas. Igualmente, y como medida más extrema, se está planteando la posibilidad de cobrar entrada a los turistas, para así reducir el número de ellos por la zona.

Foto 1 | Flickr – Michael Costa
Foto 2 | Flickr – Steve

Deja un comentario


Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.