Un diamante de Amsterdam es para siempre

Escrito por: Xavi    24 marzo 2013     2 minutos

Otro de los sobrenombres que luce o ha lucido la ciudad de Amsterdam es el de la «Ciudad de los Diamantes». Y es que la capital de los Países Bajos, durante más de 400 años, ha sido el centro mundial para los tallistas y para los compradores de estas tan preciadas y a la vez tan caras joyas.

Lo fue así, desde el siglo XVI. Fueron los judíos, tan habilidosos entonces en esto de hacer dinero, los que impulsaron el negocio en Amsterdam, convirtiendo así a la ciudad en la capital mundial del diamante. Cetro que mantuvo hasta no hace mucho, cuando tras la Segunda Guerra Mundial el mayor foco de mercado se trasladó a la ciudad de Amberes, en Bélgica.

Aun así, Amsterdam todavía conserva a algunos de los mejores tallistas del mundo, y algunas de las tiendas y galerías más prestigiosas. Por si os hace daros un capricho, o simplemente por turismo, ahora os vamos a reseñar algunos lugares que visitar para conocer el mundillo del diamante en Amsterdam.

Uno de los rincones por antonomasia a visitar en esta especia del ruta del diamante es, como no, el Museo del Diamante. Lo encontrarás en Paulus Potterstraat, justo en la zona donde están los museos más importantes de la ciudad. Aparte de muchos diamantes, la visita a este museo te ayudará a comprender qué los hace único, e incluso a distinguir una copia de un diamante auténtico, cosa que nunca viene mal saber.

Aparte, hay tiendas, talleres y viejas fábricas que todavía nos enseñan como se trabaja y como se talla, con gran precisión. Las más conocidas son la fábrica de diamantes Gassan, en Nieuwe Uilenburgestraat, y Coster Diamonds, en Paulus Potterstraat.

Foto | Ume-Y

Comentarios cerrados


Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.