productos típicos

Rute, un pueblo cordobés que sabe muy bien
Gastronomía

Rute, un pueblo cordobés que sabe muy bien

Escrito por: Xavi
15 noviembre 2016
Sin comentarios
3 minutos

Nos vamos a la provincia de Córdoba y más concretamente a la Subbética, región considerada como el centro geográfico de Andalucía. En esta comarca os vamos a destacar en esta ocasión el pueblo de Rute, porque para las fechas que estamos viene más que bien.

En Rute lo de la gastronomía son palabras mayores. No sólo hablamos del aceite o las chacinas tan típicas de la comarca, o de platos típicos como el salmorejo cordobés o los flamenquines, sino de un tradición extensa en productos que se consumen precisamente por estas fechas previas y después durante las fiestas navideñas.

Así que ahora vamos a conocer Rute, pero con permiso de los ruteños, a través de su gastronomía más navideña.

La tradición licorera de Rute viene de muy lejos, como desde lejos ya saben los turistas que se van acercando al pueblo por el olor peculiar que desprenden las destilerías. Se elaboran varios tipos de licores, pero el producto estrella es el anís, con marcas como Machaquito, La Flor del Fresno o Altamirano.

El pueblo cuenta con un Museo del Anís que se encuentra dentro de las Destilerías Duende, una de las más antiguas de la ciudad, cuya visita termina con una cata de los productos que ofrecen. Al hilo también se puede visitar el Museo del Aguardiente Anisado de Rute y España, abierto en septiembre de 2015, y que repasa no sólo a nivel local sino también a nivel nacional la historia de este licor.

La industria repostera de Rute es rica, tanto en sabor como en número. El pueblo cuenta con dulces típicos del día a día, como pueden ser las nenas, los piononos o los hojaldres, y también con dulces de temporada, especialmente para la navidad, destacando los mazapanes, los turrones y los mantecados.

Una de las empresas que fabrica estos dulces es Productos Garrido, que además cuenta con un Museo artesanal del Turrón, Mantecado y Mazapán. Otro de los productores, La Flor de Rute, también cuenta con su Museo del Mantecado, además de una curiosa exposición llamada Andalucía en Azúcar, que te muestra los monumentos más famosos de esta comunidad realizados con azúcar.

Otra de las tradiciones navideñas de Rute, aparte de aprovisionarse de dulces y anises para la ocasión, es la de visitar el Belén de Chocolate. Lo elaboran desde hace varios años los maestros pasteleros de otra empresa de la ciudad, Galleros Artesanos. Un trabajo que les lleva varios meses y que sólo se expone, junto con otras curiosidades elaboradas o relacionadas con el chocolate, durante estas semanas previas a la Navidad.

Más información | Turismo de Rute
Foto | Wikimedia Commons - Christian Frank

Tres chocolaterías recomendables en Bruselas
Gastronomía

Tres chocolaterías recomendables en Bruselas

Escrito por: Xavi
13 octubre 2016
Sin comentarios
2 minutos

Comprar chocolate es una de las cosas más típicas que puedes hacer en Bélgica, ya sea para consumo personal o para hacer algunos regalos, pues en este país presumen de elaborar auténticas delicias con este manjar. Así que, llegado el momento, vamos a conocer algunas de las chocolaterías más recomendables de Bruselas, ya sea por su fama, por su situación o simplemente por la calidad de los productos que ofrecen. Y ya otro día, si eso, nos ponemos a mirar precios, ya que los caprichos nunca son asequibles y menos en boutiques como las que os presentamos ahora.

Desde 1995 en que abrió su primera tienda, el chocolatero Pierre Marcolini opera en Bruselas en busca de los productos más exclusivos e innovadores. Su pasión por el chocolate y creatividad le han llevado a ser uno de los maestros más apreciados, al punto de que alguno de sus productos están entre los más caros del mundo. Su tienda principal en la capital belga está en la plaza del Grand Sablon, pero también encontraréis otras con sus productos en la Rue des Minimes, en la Avenida Louise, en la Galería de la Reina, en la Estación Sur o en la Avenida Hinnisdael, por citar algunas.

Godiva es una de las marcas de chocolate belga más famosas que hay a nivel mundial, y seguro que habrás encontrado alguno de sus productos si has visitado alguna tienda gourmet. Su historia comienza en los años veinte con la apertura de una chocolatería boutique en la Grand Place de Bruselas, y hoy día ya van más de 400 tiendas de este tipo por todo el mundo, facturando cada año millones de dólares. Además de la ya citada, podéis encontrar tiendas y productos de esta marca en la plaza del Grand Sablon, en la Galería de la Reina o en la calle donde se encuentra un famoso monumento de la ciudad, el Manneken Pis.

Jean Galler es otro de esos nombres propios en lo que a chocolate se refiere. Inmerso en este mundo prácticamente desde niño, pues era hijo de pasteleros, Galler abrió su propia empresa en los setenta y alcanzó tal reconocimiento que ostenta el honor de ser el distribuidor oficial de estos manjares a los reyes del país. Su fábrica, que funciona de forma artesanal y en la que se elaboran todos sus productos, está en Lieja pero tiene una boutique propia al lado de la Grand Place de Bruselas, en la Rue au Berrue concretamente, y también podrás encontrar productos de su marca en otras chocolaterías de la la ciudad.

Foto | Flickr - Suzy S Photography

Cinco manjares de la gastronomía asturiana
Gastronomía

Cinco manjares de la gastronomía asturiana

Escrito por: Xavi
30 septiembre 2016
Sin comentarios
3 minutos

La gastronomía es sin duda uno de los motivos que animan a visitar Asturias. Por eso, toca ya hablar de algunos de los manjares más destacados y propios no ya de la cocina de esta región, pues algunos de ellos forman parte intrínseca de su cultura y el folklore.

Nos quedamos con cinco manjares de la gastronomía asturiana. Y perdonen los que se ofendan si les falta algo en esta lista, pero hemos optado por lo más tópico y típico, que no quiere decir que no sea bueno.

Asturias es tierra de quesos, aunque probablemente el más famoso sea el de Cabrales. Elaborado solamente dentro del concejo del mismo nombre, fue el primero de todos los quesos asturianos en obtener su propia denominación de origen, allá por los ochenta. En su elaboración se utilizan tres tipos de leche (vaca, cabra y oveja) y es característico por su color azul, por su fuerte olor y con un sabor potente.

La sidra es la bebida por antonomasia de la región asturiana y hay documentos históricos que fechan su elaboración ya en el siglo VIII. En la actualidad, no hay nada tan típico (dentro de lo que puede hacer un turista en Asturias) que adentrarse en una sidrería o en un llagar y escanciar unos cuantos culines de esta bebida de sabor ácido, que se elabora con manzana y, habitualmente, siguiendo un método tradicional.

La fabada es tan asturiana que a todos nos sale ponerle el apellido, aunque ya sea un plato muy extendido dentro de la gastronomía española y se coma en todas partes. Para prepararlo, se necesitan básicamente dos cosas en la cocina: por un lado, las fabes (o sea, las alubias blancas) y por el otro el compango, que no es más que el compendio de carnes que se le añaden, tales como chorizo, morcilla, tocino o lacón, ya al gusto del consumidor.

Un cachopo no es más que un filete empanado, o mejor dicho, dos filetes de sabrosa ternera, separados por lonchas de jamón y queso, y con patatas fritas a su alrededor. Se trata de un plato con un par de siglos de antigüedad pero que se ha popularizado enormemente en los últimos tiempos, y hay quien gusta de recorrer Asturias con el reto de encontrar un cachopo de un tamaño lo suficientemente grande como para ser derrotado.

De entre la repostería asturiana, nos vamos a quedar con los frixuelos (o fayuelos, según la región), que se suelen preparar para las fechas de Carnaval. Son unas tortas muy similares a los famosos crepes franceses, aunque se suelen come bien calentitos y sin acompañamiento, solamente enrollados y espolvoreados con azúcar. En caso de preferir acompañamiento, usar algo de la tierra como la nata o la compota de manzana.

Foto | Flickr - Flavio Lorenzo Sánchez

Los hoteles NH y Vincci, embajadores del aceite de oliva español
Gastronomía

Los hoteles NH y Vincci, embajadores del aceite de oliva español

Escrito por: Victor Alós
1 julio 2016
Sin comentarios
2 minutos

Uno de los ingredientes estrella de la gastronomía española es, sin lugar a dudas, el aceite de oliva. El oro líquido que surge de muchos campos españoles es uno de los más codiciados por todo el mundo y raro es el turista extranjero que visita nuestro país y se queda sin probar este delicioso condimento para cualquier plato. El aceite de oliva es uno de nuestros tesoros y desde este mes, los hoteles de las cadenas NH y Vincci son embajadores del mismo en los hoteles de ambas compañías que operan en España.

La cadena NH Hotel Group, que tiene 92 de sus hoteles en nuestro país y Vincci Hoteles, con 18 de sus 43 establecimientos ubicados en ciudades españolas, han firmado un convenio con la Interprofesional del Aceite de Oliva Español, que agrupa a los principales productores de este producto, para dar forma a la campaña Aceite de oliva, Toda una experiencia, que servirá, durante tres años, para dar a conocer a los visitantes que se alojen en estos hoteles todas las bondades de nuestro producto más conocido.

La experiencia comenzará con la instalación de un expositor en la zona de recepción de cada uno de los hoteles participantes. En este, se podrán ver cuatro botellas de aceite de oliva virgen extra español, obtenido cada una de ellas de una variedad distinta de aceitunas: arbequina, cornicabra, hojiblanca y picual. Los expositores se han diseñado para que destaquen estas cuatro botellas y llamen la atención de las personas que se acerquen hasta él.

AO hoteles NH-VINCCI 2016 (7)

Pero la experiencia que introducirá a los visitantes a los hoteles de ambas cadenas en el delicioso mundo de este producto comenzará en el desayuno. En la zona donde se sirven los desayunos habrá una bandeja con estas variedades de aceites, pero además de poder disfrutar del mejor aceite de oliva extra virgen elaborado en España, recibirán unos folletos promocionales donde podrán conocer mejor el proceso de producción de cada una de las variedades.

De esta manera podrán llevarse hasta su país la información y sobre todo, el sabor y el recuerdo de nuestro aceite oliva y transmitirlo a amigos y familiares en sus países de origen. La idea es que se conviertan, a su vez, en embajadores del aceite de oliva español y este sea más popular, si cabe, en sus hogares.

Fuente | EFE

El Didgeridoo, famoso instrumento musical aborigen
Costumbres y tradiciones

El Didgeridoo, famoso instrumento musical aborigen

Escrito por: Xavi
6 abril 2016
Sin comentarios
2 minutos

Hoy vamos a conocer uno de los símbolos de la cultura aborigen australiana: el Didgeridoo. Que, por aquello de que es un instrumento musical, es de los útiles aborígenes que más han calado en la cultura occidental, casi tanto como otro famoso objeto aborigen: el boomerang.

Para empezar, hay que señalar que didgeridoo (o didyeridú en su forma castellanizada) es el nombre que le dieron los exploradores, más o menos porque así llamaron al sonido que generaba el instrumento. Para los aborígenes no se llama así, sino Yidaki, aunque ésta es la palabra más común que no la única, pues hay muchas lenguas aborígenes, casi tantas como tribus.

Hay pinturas rupestres que certifican que este instrumento ya existía hace dos mil años. Si bien, la mayoría de culturas aborígenes cuenta de forma oral que el didgeridoo empezó a usarse desde el origen de la creación misma, lo que ellos llaman El Sueño, y que estipulan sucedió entre 60 mil y 40 mil años atrás.

Los aborígenes utilizaban este instrumento de sonido tan peculiar para acompañar el canto, un parte muy importante de sus vidas pues era como así como transmitían de generación en generación su historia, sus costumbres y sus creencias. Se construía con maderas de eucaliptos y se cuenta que de una forma muy natural, pues dejaban que fueran las termitas quienes vaciaran el interior, cuestión clave para conseguir ese peculiar sonido.

Usado hoy por muchos músicos, ya que no se necesita mucho conocimiento para tocarlo, el didgeridoo ha pasado a ser uno de los más exitosos souvenirs australianos. En las tiendas de regalo se pueden adquirir desde instrumentos de gran calidad a réplicas en pequeños tamaños y a precios más económicos.

Foto | Pixabay - Didgeman

El corcho, santo y seña de Évora y el Alentejo
Costumbres y tradiciones

El corcho, santo y seña de Évora y el Alentejo

Escrito por: Xavi
25 marzo 2016
Sin comentarios
2 minutos

Portugal es un país plagado de alcornoques, tantos que está considerado como el árbol nacional. Y del alcornoque se extrae el corcho, lo que convierte al país luso en el que más exporta y vende de todo el mundo esta materia que ha sido tan útil y que acompaña desde tiempos inmemoriales.

De hecho, más de la mitad del corcho que hay en el mundo ha salido de Portugal. Y de ese porcentaje, se diría que tres cuartas partes han salido en concreto de la región del Alentejo. Ya se pueden hacer una idea de lo importante que ha sido y sigue siendo para la economía de la región la producción de corcho.

En Évora, una de las ciudades más importantes de la región, han conseguido convertir el corcho y todo lo que mueve en un atractivo turístico más. Más allá de la parte monumental, que recordemos que está catalogada como Patrimonio de la Humanidad, a los turistas que llegan a la ciudad también se les oferta la posibilidad de visitar las fábricas de corcho que hay en las afueras o en pueblos de los alrededores, así como los bosques de alcornoques.

Aunque si hay un lugar que verdaderamente llama la atención a los foráneos es la Calle 5 de Óctubre. Aquí, todas las tiendas venden productos fabricados con corcho y podemos encontrar casi cualquier cosa, incluso alguna que pensábamos que no se podía elaborar con esta materia. No sólo hablamos de souvenirs, sino también de ropa, complementos o bisutería, por citar algunos ejemplos.

Así pues, es de lo más típico acabar comprando regalos y recuerdos fabricados con corcho si se está de visita por Évora. Más que su belleza o por su utilidad, por la curiosidad del mismo.

Foto | Flickr - Ralmoline alm

El boomerang, otro souvenir australiano
Costumbres y tradiciones

El boomerang, otro souvenir australiano

Escrito por: Xavi
6 febrero 2016
Comentario
1 minuto

Se puede escribir búmeran o bumerán, aunque permítanme que en este artículo use la voz inglesa: boomerang. Y es que no podía faltar en este blog sobre Australia una pequeña reseña sobre uno de los artículos que ha exportado la cultura aussie a nuestro "mundo occidental".

Para saber algo más sobre los boomerangs vamos a comentar un par de consideraciones. La primera es que estos objetos no son exclusivos de Australia y que se han encontrado objetos muy similares en yacimientos arqueológicos a lo largo de todo el mundo.

Entonces, ¿por qué tendemos a creer que son exclusivos de esta zona? Pues básicamente, porque los boomerangs en nuestro mundo se perdieron en los albores de la civilización, pero en Australia los aborígenes los seguían usando. De ahí que cuando llegaran los primeros exploradores en el siglo XVIII les llamara mucho la atención ese objeto volador, con esa forma y esas características que lo hacen especial.

Y aquí es cuando entra la segunda consideración: los aborígenes no usaban los boomerangs para cazar o para pelear. Para eso, ya tenían otro tipo de armas, algunas eso sí semejantes aunque no iguales a los boomerangs. Para los aborígenes, los boomerangs eran una especie de objeto sagrado que utilizaban en rituales, probablemente relacionados con el viento, que se decía boomari en su forma más común de las múltiples lenguas aborígenes.

Hoy en día el boomerang se usa como objeto deportivo, y hay diferentes modalidades y estilos de competición. Y por supuesto, es uno de los souvenirs más buscados por los turistas que se animan a visitar Australia.

Foto | Paleontour

Gastronomía de las Azores, productos y platos típicos
Gastronomía

Gastronomía de las Azores, productos y platos típicos

Escrito por: Xavi
31 enero 2016
Sin comentarios
2 minutos

La isla de las Azores no es famosa en el mundo entero precisamente por su gastronomía, pero eso no quita que no se coma bien. Ahora, vamos a conocer en breves pinceladas qué se puede comer en esta región portuguesa y cuáles son los productos típicos de la zona.

Y para empezar, con una aperitivo, que mejor que picar un poco de queso. Los amantes de este producto podrán degustar en las Azores varios tipos de queso propios de la zona, ya según el gusto de cada cual. Si prefieren un sabor picante, han de decantarse por el de San Jorge o el de Graciosa, si prefieren algo más cremoso, las opciones son el de Pico o los de Terceira.

A la hora de comer siempre viene la gran duda: ¿carne o pescado? La mejor recomendación en este caso es decantarse por lo segundo, pues la isla provee de pescado y marisco de gran calidad y sobre todo fresco. Ahora bien, que si estamos cerca de Furnas, no queda otra que decantarse por los guisos de carne que preparan con el calor mismo que desprende la tierra. Más propio de la zona, imposible.

A la hora de beber, lo más típico de la región es el vino, que lo hay en cantidad y en numerosa variedad. El verdelho, vino también típico de la isla de Madeira, es la opción más común, pero hay más donde elegir, como los afrutados que van cortitos de alcohol y entran muy bien para acompañar las comidas.

De postre, lo ideal es disfrutar de la fruta que se cultiva en la región. En las Azores se han extendido los cultivos de frutas tropicales como la piña, la chirimoya o el maracuyá, que darán mucho sabor y mucho colorido a la mesa. Los más golosos pueden probar el bolo levedo, una especie de bollo con sabor dulce y que muchas veces se usa directamente para acompañar la comida.

Después de tamaño banquete, hace falta un digestivo. Lo mismo puede ser un licor de frutas elaborado en la tierra o una infusión de té verde con hojas recién arrancadas, y es que en las Azores podremos encontrar los únicos cultivos de esta planta en toda Europa.

Foto | Flickr - Carlos Pacheco

Los besos en Perugia son de chocolate
Gastronomía

Los besos en Perugia son de chocolate

Escrito por: Xavi
8 agosto 2015
Sin comentarios
2 minutos

En Perugia, ciudad italiana que es la capital de la región de la Umbría, los besos son de chocolate. Y es que baci, besos en italiano, es el nombre de los más famosos bombones que se elaboran única y exclusivamente en esta ciudad para todo el mundo.

La historia de estos bombones comienza en 1922, cuando Luisa Spagnoli, una de las fundadoras de la fábrica de chocolates Perugina, decidió crear un nuevo bombón con el sobrante de avellana. Así es como nacieron estos Baci, unos bombones que al principio no tendrían mucho éxito pero que luego se han convertido en santo y seña de Perugia.

Fue a raíz de que se empezaran a llamar como Baci y de que se les pusiera una nota o mensaje romántico dentro del envoltorio cuando estos bombones comenzaron a popularizarse más allá de Perugia. Poco tardaron en abrir su primera tienda en el extranjero, en New York, y a exportar bombones con los mensajes adaptados al idioma de cada país.

Así, una de las cosas que podéis hacer en Perugia es visitar la Casa del Chocolate Perugina. Este lugar, inaugurado en 1997, aúna en un mismo sitio todo lo que un turista debe visitar en torno a esta marca chocolatera: desde el museo, pasando por la fábrica, hasta llegar a la tienda de regalos, donde uno no puede evitar pecar.

La Casa del Chocolate también cuenta con una Scola o Escuela para instruir en el arte de la elaboración de bombones y otros productos. Que mejor manera de aprender a preparar estas pequeñas delicias que de la mano de los artesanos que elaboran uno de los bombones más famosos del mundo.

Web oficial | Baci Perugina
Foto | Pixabay - Tom69Green

La tarta Pavlova, dulce típico australiano
Gastronomía

La tarta Pavlova, dulce típico australiano

Escrito por: Xavi
1 junio 2015
Sin comentarios
1 minuto

¿Recordáis que cuándo hablamos de las Botas UGG os comenté que Australia y Nueva Zelanda se "peleaban" por ser el país de origen de este producto? Pues la verdad que esta no es la única "guerra" que mantienen los dos grandes países del continente oceánico ...

Así, por ejemplo, podríamos hablar de la "guerra" que mantienen por el origen de un producto típico: la tarta Pavlova. En Australia dicen que la primera vez que se elaboró este dulce fue en su país, en la década de los cuarenta. Los neozelandeses dicen que no, que ellos la elaboraron mucho antes, en la década de los años 20.

El caso es que estamos ante una tarta con nombre propio, tomado prestado de Anna Pávlovna Pávlova. Esta mujer era una rusa, bailarina de ballet, que allá donde iba deslumbraba por su belleza y por su arte y plasticidad. Se cuenta que un pastelero quedó tan impresionado al verla actuar que decidió crear una obra con su nombre.

La famosa tarta es básicamente merengue, así que si te gusta el merengue, te va a gustar la tarta Pavlova. La base de merengue puede ir decorada con numerosos ingredientes, aunque no suele faltar un color: el rojo. Así pues, lo más habitual es que lleve alguna fruta roja como fresas, frambuesas, etcétera ...

Me cuentan gente que sabe manejarse bien con la repostería que no es tan complicada de preparar como pudiera parecer. Si estáis por Australia no es necesario meteros en la cocina, pues es una tarta muy común y no sólo se encuentra en las cartas de los restaurantes, sino que es habitual de los estantes de los supermercados.

Foto | Flickr - Ole Husby


Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.