Zaanse Schans, la Holanda más auténtica

Escrito por: Xavi    12 marzo 2013     Sin comentarios     2 minutos

Molinos, canales y ríos, verdes praderas que florecen en primavera, carriles para bicicletas y caminos para pasear … Cuando una viaja a los Países Bajos lleva más o menos la idea preconcebida de que se va a encontrar eso, fuera de las grandes ciudades y moles de ladrillo y cemento, claro está.

Pues bien, para aquellos que queráis descubrir todos estos tópicos sobre Holanda concentrados en un solo lugar os apunto que existe un sitio llamado Zaanse Schans, y que no está muy lejos de Amsterdam precisamente, en donde encontraréis molinos y todo lo citado antes.

Ir a Zaanse Schans desde la ciudad de Amsterdam se ha convertido en una excursión bastante típica, que realiza cerca de un millón de turistas al año, nada menos. Desde la Estación Central tan sólo tenéis que tomar un tren en dirección hacia Alkmaar y bajaros en la parada de Koog-Zaandijk. El precio del billete por persona ronda los 5 euros, y el trayecto de ida no dura más de unos cinco minutos.

Desde esta parada de Koog-Zaandijk, y tras un pequeño trayecto a pie que no tiene pérdida alguna y un pequeño trayecto en ferry llegaréis a este lugar llamado Zaanse Schans. Se trata de un auténtico museo al aire libre que muestra lo que vendría a ser Holanda durante el siglo XVII o XVIII, con sus típicas casas y también sus típicos molinos.

Unos molinos que dicen que conforman la zona industrial más antigua de Europa, con más de 200 años de antigüedad, en algunos casos. Los molinos en su mayoría todavía funcionan y algunos se pueden visitar, especialmente en primavera y verano que abren todos los días. Eso sí, Zaanse Schan está abierto todos los días del año, aunque no lo haga al completo entre octubre y abril.

Web oficial | Zaanse Schans
Foto | Flickr – Michela Simoncini

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.