El curioso Museo del Hospital de la Roca en Budapest

Escrito por: slopez    29 abril 2014     2 minutos

Numerosos monumentos y edificios rememoran ciertos episodios bélicos de la historia mundial. Diseminados por, prácticamente, todos los países del mundo, estos simbolizan determinados hechos acaecidos a lo largo de los siglos y que merecen ser recordados, en especial, a los que sufrieron por ello. Hoy vamos a conocer uno de estos lugares, ubicado en la capital de Hungría. Hoy vamos a conocer el curioso Museo del Hospital de la Roca en Budapest.

El Hospital de la Roca se encuentra localizado bajo tierra y, a lo largo de casi diez kilómetros de cuevas interconectadas y sótanos por debajo del Castillo de Buda, podremos conocer la historia de este hospital de urgencias y bunker nuclear, creado a raíz de la II Guerra Mundial y que se convertiría en museo abierto al público a partir del año 2008.

A día de hoy, este museo permite que los visitantes que quieran acercarse a él, conocer las salas de operaciones del hospital, con todos sus componentes, maquinaria y materiales. Junto a ellos, podemos apreciar la visión representativa de espeluznantes maniquíes que recrean algunas escenas médicas. En estas salas, se producen actividades interactivas en las que los visitantes pueden participar en diversas acciones médicas en tiempos de guerra.

A través de diversos eventos, conferencias y proyecciones, podemos conocer la otra utilidad del Hospital de la Roca, como refugio nuclear. Un programa en el que se incluye el protocolo a seguir en caso de alarma nuclear, así como todo el equipamiento utilizado y su modo de utilizarlo. En este programa también se realizan actividades interactivas en las que los visitantes se pueden enfrentar unos a otros en un simulacro de preparación nuclear.

Otro rincón más que tenemos en la ciudad de Budapest y que nos permitirá conocer más episodios del carácter de la localidad frente a la II Guerra Mundial. No lo dejen pasar en su visita a Budapest. Es algo más que original. El museo está abierto al público los trescientos sesenta y cinco días del año, de diez de la mañana a ocho de la tarde, comenzando el último recorrido a las siete de la tarde.

Vía | sziklakorhaz
Foto | flickr-Laika ac

Deja un comentario


Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.