El Museo Nacional Húngaro en la ciudad de Budapest

El Museo Nacional Húngaro en la ciudad de Budapest

Escrito por: slopez    27 mayo 2013     Sin comentarios     2 minutos

Mucho hemos hablado ya de las bondades históricas y culturales que nos ofrece la capital de Hungría, Budapest. Infinidad de sitios son visitables para todo el que pase unas vacaciones en la ciudad magiar. Uno de los lugares que recomendamos visitar, durante nuestra estancia, es el Museo Nacional Húngaro.

Este museo se encuentra localizado en los números catorce y dieciséis de la Múzeum körút, en una de las avenidas principales de la ciudad. Está considerado el primer museo del país y su antigüedad data de doscientos años atrás, cuando fue fundado por el Conde Ferenc Széchényi, ofreciendo para el mismo su biblioteca y colección de antigüedades.

Diversos objetos y piezas de talla mundial pueden ser admirados en las salas de este museo. Entre las más destacadas, tenemos el Manto de Coronación, cuya elaboración se traslada a primeros del siglo XI y que representa a San Esteban (primer rey de Hungría) y su esposa, que además simboliza la historia del estado húngaro.

Este manto de coronación forma parte de las diversas exposiciones permanentes del museo, señalando junto a esta otras como una de la historia de los pueblos que se establecieron en Hungría entre el cuatrocientos mil A.C y el año ochocientos cuatro de nuestro tiempo. O la Historia del país magiar desde su fundación hasta el año 1990.

En esta última, encontramos objetos tan valiosos como la Corona Bizantina perteneciente al rey Constantino I “Monomachos”, que data del siglo XI, o, ya en una época más reciente, el documento de disolución del famoso Pacto de Varsovia, que sirvió para crear un acuerdo de cooperación militar entre los países del Este en 1955. También tenemos, dentro de esas exposiciones permanentes, la exposición lapidaria, mostrando diversas piezas en piedra que van desde la época romana, pasando por la era medieval y llegando casi hasta nuestros días. Y una muestra de los científicos húngaros, a través de la exposición “Los hacedores del siglo XX”.

Además del aspecto cultural, el museo ofrece también interesantes recuerdos en la tienda de su interior, así como una cafetería para tomar un merecido descanso y algo para refrescarnos, después de haber realizado la visita, que puede ser guiada y que se ofrece en inglés, alemán, italiano y francés.

Conciertos de piano, conferencias sobre la historia arqueológica húngara o la aventura de la Noche Europea de los Museos son algunos de los eventos periódicos que hacen más atractiva la visita al Museo Nacional Húngaro de Budapest, que se encuentra abierto todo el año, de 10 de la mañana a 6 de la tarde, excepto los lunes.

Vía | wikipedia
Foto | flickr-Enrique Freire


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.