Adare Manor Hotel, esplendor arquitectónico convertido en hotel

Escrito por: slopez    19 agosto 2013     Comentario     3 minutos

Siempre hemos comentado la majestuosidad de los hoteles y castillos de Irlanda. Hoy vamos a dar una vuelta por, a mi juicio, uno de los hoteles de mayor belleza y esplendor arquitectónico, no sólo a nivel local sino también internacional. Bienvenidos al Adare Manor.

Este hotel se encuentra ubicado en la localidad de Adare, en el Condado de Limerick. En la década de 1830, este hotel mostraba la modestia de una casa georgiana que, con el paso de los años, se convirtió en una mansión neogótica de características excepcionales que se mantienen hoy en día.

Todo el paisaje de la ciudad de Adare se compenetra a la perfección con el estilo que refleja este hotel. De hecho, la misma familia que diseño el hotel (los Duranven) se encargó de influir en la creación de las calles y las casas existentes en Adare a comienzos del siglo XIX.

Las habitaciones del Adare Manor destilan un aroma de lujo y elegancia. La mayoría de ellas poseen el toque dado por la Dinastía Duranven cuando se fue creando el hotel en el siglo XIX. Camas con cabeceros tallados a mano, esplendidas chimeneas o baños contiguos de gran amplitud son algunos de los detalles que encontramos.

El Hotel Adare Manor cuenta con uno de los campos de golf más importantes de toda Irlanda. Inaugurado en 1995, los dieciocho hoyos de su recorrido se encuentran ubicados en un estupendo parque y un campo con esplendorosos árboles y un lago que atraviesa todo el campo de golf. Los profesionales del hotel ofrecen un curso para todos aquellos que quieran practicar este deporte durante su estancia.

También es ofrecida, a sus huéspedes, una zona de villas para aquellos que quieran plantearse la estancia como unas vacaciones algo más íntimas. A sólo quince minutos del propio hotel, en las villas se ofrece idéntico servicio que un hotel de cinco estrellas, permitiendo crear las vacaciones a medida con hogar y servicio de hotel a su disposición.

Para eventos y, sobre todo, celebraciones de boda, cabe destacar en el hotel la Sala de los Trovadores. Es la sala más lujosa de todo el hotel, extendiéndose a lo largo de ciento treinta y dos metros, siendo la segunda sala de banquetes más larga de Irlanda. Enormes chimeneas y paneles con revestimiento de madera tallada adornan esta estancia para deleite de la celebración que allí se produzca.

Además, cuentan con los servicios del spa del hotel en cuanto a tratamientos de salud y masajes de todo tipo que le permitirán descansar en el más absoluto relax. Relax del cual saldrá para degustar las excelentes comidas que ofrecen el Restaurante Oakroom o The House Carriage, donde podrán disfrutar de la comida típica irlandesa.

Salones para el té de la tarde, biblioteca, tiro con arco, bicicletas, yate de lujo, pesca, y la lista sigue y sigue. Infinidad de actividades para ocupar nuestro y que conviertan nuestra estancia en el Hotel Adare Manor en una de las vacaciones más recordadas de nuestra vida.

Vía | adaremanor
Foto | flickr-Christine Quirion

un comentario

  1. que maravilla, sin importar que tan caro este creo que vale la pena hospedarse al menos una semanita

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.