El Hotel Fitzwilliam en la ciudad de Dublín

El Hotel Fitzwilliam en la ciudad de Dublín

Escrito por: slopez    26 febrero 2014     Sin comentarios     3 minutos

Me dirán que soy un pesado de cuidado cuando vuelvo a incidir en la importancia de un buen alojamiento, a la hora de planificar nuestras vacaciones. Si además, nos disponemos a visitar capitales importantes de ciudades del mundo, la elección de un buen alojamiento se antoja algo más que imprescindible. Por eso, hoy les vamos a recomendar un sitio de ensueño en Irlanda.

Más concretamente, en la ciudad de Dublín, tenemos localizado un hotel de cinco estrellas que es de lo mejorcito de todo el país y el más lujoso en cuanto a diseño de la capital irlandesa. Con una ubicación muy céntrica, que nos permite tanto acceder a las mejores zonas de la ciudad como disfrutar de un marco incomparable, les rogamos, encarecidamente, que, al visitar Dublín, hagan su reserva en el Hotel Fitzwilliam.

Como decíamos anteriormente, el Hotel Fitzwilliam tiene una ubicación realmente privilegiada. Si nos asomamos a la terraza de nuestra habitación, podemos encontrar la paz y belleza que muestra la Iglesia de San Esteban. Y si nos incorporamos al exterior, no podemos dejar de pasar por la Calle Grafton, sin duda, la mejor calle comercial de toda la ciudad.

El lujo de este hotel queda patente en su diversidad de habitaciones. Ejecutivas, De Firma, Superiores, De Lujo, Premium De Lujo y Áticos, con un diseño interior magnífico, que queda patente en la disposición y estilo de sus muebles, en sus finas y elegantes cortinas y en todos los servicios que tenemos a nuestra disposición. Y, sobre todo, asequible a todo tipo de bolsillos.

Como no podía ser de otra manera, el Hotel Fitzwilliam nos da la posibilidad, a través de su magnífico Spa, de cuidar de nuestra salud y belleza, incluso en vacaciones. Un servicio personalizado a su disposición que va desde el tratamiento de uñas hasta lo último en cosméticos de belleza y tecnología de todo el mundo, pasando por la depilación en cera y los masajes. Relax y estética, todo en uno.

Y para cuando nuestro estómago nos esté avisando de que tanta actividad requiere repostar, el hotel les ofrece variedad de servicios en ese sentido. Desde el bocado casual que podemos dar en el Restaurante Thornton (desde el que tenemos unas estupendas vistas), pasando por el Bar Inn On The Green y terminando en el Restaurante Citron, donde las delicias de la comida mediterránea nos harán la boca agua.

Como pueden ver, no exageramos ni un ápice cuando indicamos que es más que obligatoria la elección de un buen alojamiento para nuestras vacaciones en Dublín. Aunque nuestra intención siempre es estar paseando por las calles de la ciudad, tenemos que conseguir que nuestro tiempo de estancia en un hotel sea lo más cómodo y entretenido posible. Para ello, no lo duden. El Hotel Fitzwilliam, en la capital de Irlanda.

Vía | fitzwilliamhoteldublin
Foto | flickr-IrishFireside

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.