Jardín Botánico de Dublín

Jardín Botánico de Dublín

Escrito por: Juan Luis    14 junio 2015     Sin comentarios     1 minuto

En Dublín una de las visitas importantes es la que se puede hacer al Jardín Botánico Nacional de Irlanda. Está a unos 10 minutos del Jardín del Recuerdo y a unos 12 minutos de la antigua Destilería Jameson. Este jardín botánico presenta una extensión de 19,5 hectáreas y se encuentra a unos 5 kilómetros del […]

En Dublín una de las visitas importantes es la que se puede hacer al Jardín Botánico Nacional de Irlanda. Está a unos 10 minutos del Jardín del Recuerdo y a unos 12 minutos de la antigua Destilería Jameson.

Este jardín botánico presenta una extensión de 19,5 hectáreas y se encuentra a unos 5 kilómetros del centro de Dublín. Fue inaugurado en 1795 por la Royal Dublin Society, un jardín que fue creciendo de forma notable en las décadas posteriores añadiendo nuevas especies. El diseño del recinto fue obra de Richard Turner y lo realizó con hierro forjado, con una restauración en el siglo XX. Actualmente el jardín alberga 15.000 especies de plantas diferentes que llegaron desde diferentes puntos del mundo.

Destacar que es posible ver exposiciones permanentes y algunas exhibiciones de plantas temporales. Podemos ver una gran colección de orquídeas en el invernadero, además de coníferas enanas en el Arbobretum, colecciones de plantas de China, plantas de Nueva Zelanda, Jardín de Hierbas, Rosaleda, plantas nacionales de Irlanda y una representación de diferentes biotopos del país como los pantanos, entre otros.

Además se ofrece un bonito huerto en el que se puede pasear, así como un clásico jardín de rocas, que es uno de los puntos interesantes del Jardín Botánico. La visita se puede hacer de 9 a 16:30 o 18 horas según época del año, todos los días de la semana y es una entrada gratuita para disfrutar con todas estas plantas.

Foto | William Murphy-Flickr
Página Oficial | Botanicgardens


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.