Las cinco cosas de la Fontana de Trevi que tienes que conocer

Las cinco cosas de la Fontana de Trevi que tienes que conocer

Escrito por: Victor Alós    29 junio 2020     2 minutos

La Fontana de Trevi es uno de los monumentos de Roma más conocidos y visitados, así que te contamos alguna de las curiosidades de esta fuente romana.

Visitar Roma sin visitar la Fontana de Trevi es casi un pecado. Hay muchos lugares interesantes en la mítica ciudad italiana, pero uno de los más conocidos y atractivos es, sin duda, esta fuente que además tiene cierta magia. Dicen que si tiras una moneda, volverás a Roma, aunque no se saben cuanto tardarás en hacerlo. Te vamos a contar cinco cosas de la Fontana de Trevi que tienes que conocer.

El nombre de la Fontana de Trevi

El nombre de la Fontana de Trevi no está puesto de manera casual, sino que tiene un por qué. Concretamente, porque la plaza donde se ubica es la confluencia de tres calles, que en italiano es Tre Vie. Y por esta cuestión tan práctica recibe este nombre. Por cierto, la plaza, aunque podría parecer muy grande debido al tamaño de la fuente, es muy pequeña y suele estar abarrotada de turistas.

Fontana Trevi Roma

Más de un millón de euros al año

Puede parecer una cifra exagerada, pero un millón de euros es la cantidad que se recoge cada año por las monedas que se lanzan a la fuente. Por cierto, aunque no lo creas, también está regulado el número de monedas que se ha de lanzar. Una te concede el deseo de volver a Roma; dos te hará conocer al amor de tu vida y con tres monedas te casarás con esa persona. No es necesario que sea un euro, pero moneda a moneda…

Está prohibido coger ese dinero, aunque hay auténticos expertos en recoger el dinero del fondo de la fuente, aunque se arriesguen a una multa de 500 euros e incluso a ser detenidos. Todo el dinero se destina a financiar comedores sociales, ayudas a personas necesitadas y a otros asuntos de tipo social.

Antigüedad de la Fontana de Trevi

La Fontana de Trevi tiene una cierta antigüedad, ya que su origen data del año 19 a.C. Era el final del acueducto Aqua Virgo y eso se ve representado en los relieves que decoran la fuente en la actualidad. Uno de ellos representa como los soldados de Agripa descubren agua junto a un zahorí. Otra imagen representa al emperador Agripa ordenando la canalización de ese agua hasta la ciudad.

Las obras de la Fontana de Trevi comenzaron durante el Renacimiento y terminó en 1762, tal y como la conocemos ahora. Ha sido restaurada hace pocos años y mantiene todo su esplendor en la actualidad.

La fuente más grande de Roma

La Fontana de Trevi tiene una altura de 26 metros y una anchura de 20 metros. Es imponente y hay un pequeño truco para poder encontrarse con ella de la manera más efectiva. Llegando a la plaza desde las calles Vicolo del Forno o por Vía di San Vicenzo, se puede ver la plaza de frente y es realmente espectacular.

Deja un comentario


Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.