La cannonata en el monte Gianicolo

La cannonata en el monte Gianicolo

Escrito por: Xavi    1 diciembre 2014     1 minuto

Como sabéis Roma está rodeada de colinas, las famosas Siete Colinas romanas. Pero la verdad es que hay más de siete, y alguna de esas que se sale de la clasificación es también un rincón famoso de la ciudad.

Por ejemplo, el monte Gianicolo, dedicado en su nombre al antiguo dios Jano, principio y final de todo. Aquí se congregan a diario cientos de turistas para ver en vivo una curiosa tradición que se viene celebrando, exceptuando las interrupciones, desde el siglo pasado: la cannonata.

En Roma, con tantas iglesias, la hora del mediodía era un fragor incontrolable de tañidos de campanas. Y más teniendo en cuenta que ninguna se ponía de acuerdo a la hora de marcar exactamente el mediodía. Como solución, al Papa Pío IX, en el siglo XIX, se le ocurrió pegar un potente cañonazo que, con su estruendo, marcara el mediodía de forma oficial.

Y eso es lo que se sigue haciendo a diario en este monte de la ciudad. Dos militares, bajo la atenta mirada de la estatua ecuestre de Giuseppe Garibaldi, sacan un cañón, esperan que lleguen las doce y ¡boom!, bomba va en dirección al Tíber. Esto último, evidentemente, es un decir porque se trata de un disparo de fogueo: ruido, humo, un intenso olor a pólvora y poco más.

Más allá de esta curiosa tradición, merece la pena subir esta colina por las fabulosas vistas que tiene. Si quieres hacer una foto de las cúpulas de la ciudad, este es sin duda el sitio que debes escoger.

Foto | Wikimedia Commons – Luciemens

Comentarios cerrados


Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.