Los templos de Santa Inés en Roma

Los templos de Santa Inés en Roma

Escrito por: Xavi    27 enero 2016     Sin comentarios     2 minutos

Inés era una bella y noble joven romana que decidió consagrar su vida a Cristo. Como cristiana que era, fue perseguida y condenada a pasar el resto de sus días en un prostíbulo, pero nadie consiguió mancillar su honra y aquellos que lo intentaron sufrieron castigo.

Inés, o Santa Inés, nació, sufrió martirio y murió en la capital de Italia. Por eso, en Roma siempre se le ha tenido especial devoción y por eso cuenta con dos templos (una iglesia y una basílica) que ahora vamos a conocer.

El templo más antiguo dedicado a Santa Inés se construye en el siglo IV sobre un antiguo mausoleo romano en la Vía Nomentana, por lo que quedaba fuera de lo que entonces era la ciudad, en el lugar donde se cree que se le dio sepultura a la santa. Es la Basílica de Santa Inés de Extramuros, reconstruida en el siglo VII.

En esta basílica es donde se lleva a cabo también el ritual típico del día de Santa Inés el 21 de enero, el de bendecir dos corderos. Luego, la lana de esos dos corderos bendecidos será la que se use para elaborar los palios que luego se usarán en las principales ceremonias religiosas de la ciudad.

El otro templo de importancia dedicado a Santa Inés ya está en un lugar mucho más céntrico: la Plaza Navona. En este precioso enclave, en el que encontramos algunas de las fuentes más famosas, se eleva la Iglesia de Santa Inés en Agonía, levantada en el siglo XVII sobre el llamado Santuario de Santa Inés por orden del Papa Inoncencio X, cuya tumba se encuentra en una de las capillas del templo.

El nombre de la iglesia tiene su porqué y es que, según cuenta la historia, ahí sufrió martirio Santa Inés. En esta iglesia también encontraréis un relicario que expone un cráneo que dicen que es el de ella.

Foto | Flickr – Sergio del Piccolo


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.