Los curtidores de cuero de Marrakech, una tradición milenaria

Los curtidores de cuero de Marrakech, una tradición milenaria

Escrito por: Victor Alós    24 agosto 2014     Sin comentarios     2 minutos

En Marruecos es tradicional el uso de la piel curtida para confeccionar muchos objetos. Desde las babuchas que utilizan muchos marroquís hasta los cientos de productos destinados a los turistas que se pueden encontrar en las tiendas del zoco. Por eso, la industria tradicional del curtido de cuero es una de las más importantes del país.

Pero, lejos de utilizar métodos modernos, los curtidores marroquís se afanan en hacerlo siguiendo otros que cuentan con más años de antigüedad y son mucho más exóticos, interesantes… y malolientes. Pero esto último, pese a la incomodidad que provoca, es parte de su atractivo.

A pocos centenares de metros del zoco de la Medina de Marrakech encontramos Le souk des tanneurs, o el barrio de los curtidores. En él se realizan los trabajos para preparar las pieles, tintarlas y dejarlas listas para su uso en la fabricación de distintos objetos.

Una de las principales características es que huele realmente mal. De hecho, en la entrada a la plaza donde están las balsas donde se curten las pieles, los guías facilitan una ramitas de menta para disimular el desagradable y fuerte olor que flota en el ambiente.

Este está provocado por los materiales que se utilizan para el curtido. Entre los que se amontonan en las balsas hay aceite de oliva virgen, corteza de alcornoque, granadina y excrementos de palomas. Este último se utiliza mucho y es en parte responsable del penetrante olor. Es curioso ver a jóvenes sumergidos en las balsas con este producto, que aún y siendo lo que es, es indispensable para su trabajo.

En el suelo, junto a las balsas, se pueden ver las pieles tintadas extendidas para su secado y posterior manufacturación. Por supuesto, también hay tiendas que exponen los productos realizados con la piel que se curte en este particular rincón de la ciudad.

Vía | Marrakech-Cityguide
Foto | Sérgio Gonçalves – Flickr


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.