Marrakech, ciudad imperial

Escrito por: bgarcia    19 mayo 2012     5 Comentarios     2 minutos

A los pies del Atlas se sitúa una de las ciudades más bonitas de Marruecos, Marrakech. Es junto a Fez, Rabat y Meknes una de las cuatro Ciudades Imperiales. Un lugar ideal para disfrutar de unas vacaciones en Marruecos únicas y diferentes. La historia de Marrakech se remonta al año 1062 en que fue fundada por Ibn Tasfin, primer emir de la dinastía bereber de los almorávides. Hasta 1147, en que pasó a ser dominio almohade, Marrakech fue una gran ciudad amurallada con una gran importancia estratégica, desde la que se inició la conquista de la Península Ibérica. De ese periodo se conserva Koubba Ba’adiyn.

Los almohades que asolaron la ciudad para luego reconstruirla, crearon importantes obras en Marrakech, como la Mezquita Kutubia y la mezquita Kasbah, la monumental Bab Agnau y los jardines de la Minara. Tras ellos llegaron los benimerines en 1230 que estuvieron durante dos siglos. No hay vestigios relevantes de la época. En 1549 Marrakech volvió a convertirse en capital de la mano de la tribu de los saudíes, constructores entre otros del Palacio Badí. En 1668 Moulay Rachid se convierte en rey de Marruecos y la capital se traslada a Meknes.

A partir de ese momento la historia de Marrakech es la de Marruecos. Comienzan los contactos e influencias europeas, especialmente de España, Portugal y Gran Bretaña. Hoy es una ciudad eminentemente turística, con una importante población europea.

Aunque se verá con más detalle en futuros artículos, en Marrakech no puedes dejar de visitar la Medina que desde 1985 es Patrimonio de la Humanidad. Lo mejor para la primera visita es contratar una visita guiada para orientarte. La Plaza de Jamaa el Fna, alberga el mercado tradicional más importante de Marruecos y una de las plazas más concurridas del mundo. De día es un gran mercado con ofertas tan pintorescas como encantadores de serpientes, cuenta-cuentos o dentistas mostrando su trabajo. De noche se convierte en un inmenso restaurante al aire libre.

Otros lugares imprescindibles en Marrakech son las Tumbas Saadíes, el Palacio Bahía, la Mezquita Koutoubia, la Medersa ben Youssef y los Zocos. Además desde la ciudad hay muchas excursiones interesantes para completar la estancia, entre ellas el Valle de Ourika, las Cascadas de Ouzoud y Essaouira.

Vía | Disfruta Marrakech
Foto | Flickr-Khowaga1


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.