Cascais, playa y compras

Escrito por: bgarcia    12 agosto 2012     3 Comentarios     1 minuto

Una de las excursiones habituales durante la estancia en Lisboa es a Cascais, Sintra y Estoril, aunque las tres localidades admiten una visita más larga. Nos centramos en Cascais, un precioso pueblo de pescadores y contrastes a sólo 25 kilómetros de la capital portuguesa, al que se puede llegar en el tren de cercanías.

Cascais era un pueblo tranquilo de bonitas playas atlánticas, conocido por ser el lugar en que se instaló el primer faro portugués. Pero en 1870 fue elegido el lugar de veraneo de la Familia Real portuguesa, convirtiéndose así en un interesante destino para la aristocracia de Portugal y el resto de Europa. Cascais rivalizaba en los años 30 con la Costa Azul francesa por atraer a la jet-set.

Aunque aquellos tiempos pasaron, la ciudad mantuvo su halo de glamour que combina a la perfección con la vida tradicional y tranquila de los pescadores. Junto a las tiendas comerciales se puede ver la subasta del pescado diario, entre otros detalles de este contraste.

Es un destino perfecto para descansar, pasear por las serpenteantes calles del casco antiguo, disfrutar de la playa y el ocio nocturno. También tiene un importante atractivo para los amantes del golf y los deportes de agua. Hay algunos monumentos destacados como el Farol Guía, que fue construido en 1810 en recuerdo del primer

Estando en Cascais no puede dejar de visitarse la Boca do Inferno y disfrutar de la fuerza de la naturaleza y la vista sobre el mar. Está camino a la Playa de Guinchos.

Vía | Visit POrtugal
Foto | lele3100


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.