Lisboa alrededor de su puerto

Escrito por: bgarcia    28 junio 2012     Comentario     2 minutos

La capital de Portugal es una ciudad nostálgica, íntima pero llena de vida y color. Recorrerla y vivirla es un placer para los sentidos y un paseo por nuestra propia historia. Hay mucho que ver y si tienes tiempo lo mejor es hacerlo con calma, dedicando atención a cada parte de la ciudad. Hoy nos centramos en el Tajo, el Tejo en portugués, y los bellos monumentos que le acompañan en su camino al mar.

Podemos comenzar en Terreiro do Paço, o Praça do Comércio, el lugar donde empieza el puerto de Lisboa, algo menos de 25 kilómetros de muelles, almacenes y museos. Es una de las plazas más importantes de la ciudad, donde se ubicaba el Palacio Real hasta que fue destruido por el terremoto de 1755. Aquí podemos ver el Arco Triunfal y la estatua de D. José I, además de unas increíbles vistas al estuario del Tajo.

Siguiendo el curso del río llegamos a Cais do Sodré, en este Muelle no sólo está la estación, también es la salida de los transbordadores de Caclihas. Es una zona muy popular por sus restaurantes en los que degustar pescado y vino. Al lado la Ribeira, donde podemos ver las capturas diarias de los pescadores y enfrente el Mercado.

Continuando por la Avenida 24 de julio llegamos a la zona de Embajadas y restaurantes de lujo, el Barrio da Lapa. Destaca el Museo Nacional de Arte Antiguo, que fue residencia del Marqués de Pombal, y en él el Políptico de San Vicente, el tríptico de Las tentaciones de san Antonio de El Bosco, el San Jerónimo de Durero y un San Agustín de Piero della Francesca, entre otros.

El Puente 25 de Abril es el símbolo de la ciudad más moderna, uno de los puentes colgantes más largos del mundo, y donde terminamos el recorrido por hoy. Pero queda mucho más que ver a la vera del Tajo.

Foto | Flickr-Bernt Rostad
Fuente | Ciudades del Mundo


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.