Tres lugares con encanto que no puedes perderte en Reino Unido

Tres lugares con encanto que no puedes perderte en Reino Unido

Escrito por: Marc    7 agosto 2019     Sin comentarios     6 minutos

Ciudades mágicas como Norwich, espacios naturales como el Parque Nacional Brecon Beacons o el pintoresco pueblo de Stratford-upon-Avon, son visitas obligadas

Reino Unido es uno de los destinos más habituales entre los españoles. La gran variedad de conexiones que existen con los principales aeropuertos del país, unida a su proximidad geográfica, hacen que sea una de las primeras opciones cuando planeamos un viaje.

Londres, Edimburgo, Birmingham, Bristol, Liverpool o Manchester son algunas de las ciudades más visitadas de Reino Unido a lo largo del año. Pero más allá de estas ciudades, y de lugares que destacan por el misterio que los rodea, como Stonehenge o el Lago Ness, Reino Unido cuenta en su interior con grades joyas que pasan desapercibidas para el gran público. Si quieres conocer el país desde una perspectiva diferente, ¡sigue leyendo!

Norwich

Ubicada al norte de Londres, a escasa hora y media en tren, se encuentra Norwich, una ciudad que no suele entrar dentro de los recorridos turísticos por el país, pero que cuenta con un gran potencial. Capital del Condado de Norfolk, Norwich destaca especialmente por su imponente pasado medieval, el cual puede apreciarse simplemente dando un paseo por sus calles empedradas. Entre las construcciones que no podéis perderos se encuentra su castillo, construido por orden de Guillermo el Conquistador en 1067; su catedral, cuyo claustro se posiciona como el más grande de todo el país; la galería comercial Royal Arcade, datada a finales del XIX y que sirve para comunicar las inmediaciones del castillo con el mercado; o el antiguo ayuntamiento, un imponente edificio del siglo XVI que fue la sede del gobierno local hasta 1938.

Castillo NorwichCastillo de NorwichFoto: Wikimedia // Qmin // CC BY SA 3.0

Con todo, Norwich no solo es el reflejo de la urbe que fue durante la Edad Media. Junto a estas construcciones también destacan otras más modernas como el Forum, uno de los lugares con más movimiento de la ciudad y en el que se encuentra la delegación regional de la BBC, y algunas con una historia más reciente, como el Carrow Road Stadium. Construido en el 1935, este estadio de fútbol es la sede del Norwich City Football Club, equipo que compite en la Premier League, aunque rara vez se posiciona entre los primeros puestos de la clasificación.

ForumPixabay // Dominio Público

Además, Norwich puede presumir de contar con un pub para cada día del año, un claro síntoma de que el aburrimiento no va con sus ciudadanos.

Parque Nacional Brecon Beacons

Creado en 1957, el de Brecon Beacons es uno de los tres parques nacionales con los que cuenta Gales, y rivaliza con ellos en cuanto a belleza. Se trata de una extensión de cerca de 2.000 kilómetros cuadrados en los que las cascadas, las cuevas, los lagos y los ríos se internan en frondosos bosques de un imponente verde. En el oeste destaca la Montaña Negra, la más inhóspita y solitaria, mientras que, a lo largo de todo el parque, que ha sido reconocido como una de las zonas geológicas más importantes del continente, podemos encontrarnos con pintorescos pueblos rurales y lugares históricos.

Brecon BeaconsBrecon BeaconsPixabay // Dominio Público

Así, destaca especialmente Hay-on-Wye, un pequeño pueblo que actualmente se conoce por ser uno de los destinos más demandados por los amantes de la lectura, ya que cuenta en su haber con más de 40 librerías, la mayoría de ellas de libros usados. La historia de este “pueblo literario” comenzó en 1961, cuando Richard Booth abrió la primera librería de segunda mano del municipio. El éxito que alcanzó fue tal, que en pocos años todo Hay-on-Wye estaba repleto de librerías de estas características, y en 1970 el pueblo ya estaba considerado como “la ciudad de los libros”. Desde 1988, y gracias al apoyo del diario The GuardianHay-on-Wye celebra de forma anual un festival literario que ha terminado por convertirse en uno de los más importantes del mundo, trasladándose en alguna de sus ediciones a países como México, Colombia, Italia o Brasil.

Hay On Wye BookshopPueblo de Hay-on-WyeWikimedia  // Nexxo // Dominio Público

En cuanto a los lugares históricos que no podéis perderos por esta zona, cabe señalar la Abadía de Llanthony y el Castillo de Carreg. Ambas construcciones se encuentran en ruinas, pero su belleza os dejará sin palabras, sobre todo si las visitáis durante la puesta de sol.

Castillo CarregCastillo de Carreg – Flickr //  Phillip Capper // CC BY 2.0

Abadia LlanthonyAbadía de LlanthonyFoto: Flickr // David Evans

Stratford-upon-Avon

Si los amantes de la lectura os quedasteis con ganas de más tras la visita a Hay-on-Wye, Stratford-upon-Avon es vuestra siguiente parada. ¿Por qué? Básicamente porque se trata del lugar en el que nació William Shakespeare en 1564. De hecho, el pueblo cuenta con diferentes recorridos turísticos que giran alrededor de la figura del (¿supuesto?) dramaturgo. Así, se puede visitar la casa en la que nació, creció y vivió los cinco primeros años de su matrimonio con Anne Hathaway. El hogar de Shakespeare lleva abierto al público desde hace más de 200 años, y mantiene la esencia de la época en la que vivió el escritor.

Además, también se puede visitar la granja de Mary Arden, en la que creció la madre del dramaturgo, y Hall’s Croft, el hogar de la hija mayor de Shakespeare, Susanna. Por si esto no fuera suficiente, también es posible viajar al pasado a través de la visita a la casa de la infancia de la propia Hathaway, y a New Place, la última morada de William Shakespeare. Lamentablemente, de esta última tan solo quedan los cimientos y el jardín, ya que a finales del siglo XVIII fue demolida.

Halls CroftHall’s CroftPixabay // Dominio Público

Y no podría faltar tampoco la visita a la Iglesia de la Santísima Trinidad, en la que se encuentran las tumbas del dramaturgo, su mujer, su hija Susanna y el marido de esta.

No obstante, Stratford-upon-Avon no es solo Shakespeare. El pueblo mantiene la esencia de la época de los Tudor, con sus típicas casas de madera a cada lado de las calles, por lo que también es un lugar ideal para los apasionados de esta época histórica. Dar un paseo por sus canales también es una actividad ineludible para todo aquel que recale en este precioso pueblo de la campiña inglesa, así como la visita a los Jardines de Bancroft y a la granja de mariposas Butterfly Farm.

Foto cabecera | Catedral de Norwich – Pixabay // Dominio Público

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.