La fondue, uno de los platos más típicos del país

Escrito por: mvargas    17 enero 2015     Comentario     2 minutos

Si pensamos en la gastronomía más conocida a nivel internacional de suiza seguro que uno de los primeros platos que se nos vienen a la cabeza es la fondue, y es que los suizos son famosos por su enorme variedad de quesos, por lo que no nos extraña que ésta sea una de las recetas más clásicas que nos podemos encontrar.

La fondue es originaria del norte de los Alpes, concretamente de los macizos montañosos del Jura en la zona que se sitúa entre las fronteras franco-suiza. Sin embargo, ésta pronto se extendió a Francia y a Italia y a otros muchos países del mundo, dando lugar a numerosas variantes a pesar de que la tradicional siempre ha sido la fondue de queso.

A la hora de sentarnos a la mesa delante de una fondue suiza veremos que tenemos una pequeña olla de barro cocido o de hierro fundido colocada en el centro, la cual servirá para todos los comensales. Por otro lado, tendremos trozos de pan, trozos de carne o trozos de fruta, dependiendo de nuestro gusto, aunque por lo general son los trozos de pan los que acompañan a este plato. Además, tendremos que hacer uso de unos pinchos, los cuales nos servirán para introducir los trozos de pan en el queso líquido. En la fondue nos encontraremos, principalmente, con una mezcla de quesos derretidos (gruyère, comté, emmental, etc) y vino blanco aromatizado.

Se trata, por tanto, de un plato muy popular en los meses de invierno, ya que nos provee de muchas calorías, pero también de un plato típico que suele prepararse en celebraciones o reuniones familiares, tales como el día del Amigo o Navidad y Año Nuevo, aunque en éstos dos últimos casos es más típico ver en la mesa la fondue chinoise.

Vía | Wikipedia
Foto | Flickr-Pedro Cerqueira


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.