El Lagarto Rojo, el tren que recorre las montañas de Tozeur en Túnez

El Lagarto Rojo, el tren que recorre las montañas de Tozeur en Túnez

Escrito por: Victor Alós    2 noviembre 2016     2 minutos

Visitar un país como Túnez ofrece muchas alternativas interesantes. Desde disfrutar de sus playas, recorrer los escenarios que han aparecido en infinidad de películas o recorrer las montañas serpenteando en un tren creado exclusivamente para ofrecer una de las mejores vistas y experiencias del país. Se trata del Lagarto Rojo, un tren que recorre las montañas al norte de Tozeur.

Este tren, fabricado en madera en los talleres ferroviarios del Norte de Francia entre los años 1911 y 1926, fue cedido al Bey de Túnez para sus viajes privados en la zona. Se retiró del servicio después de que se instaurara la República, ya que se consideraba como una reliquia de la época colonial. Pero no se podía olvidar su prestancia, su elegancia y el recorrido que efectuaba, así que se restauró y hoy es utilizado como un reclamo turístico más.

Y no es para menos, porque recorre las gargantas de los montes que se levantan en el Norte de Tozeur, ofreciendo unas vistas inmejorables, tanto de estas como de los oasis que crecen en mitad del desierto. Todo, desde el espectacular recorrido que realiza por estos escarpados montes.

le-lézard-rouge-tunez

Un recorrido panorámico

El tren consta de seis vagones, todos restaurados para ofrecer el aspecto original de principios del siglo XX y permiten vivir la experiencia más auténtica a borde de sus cabinas preparadas para los turistas. Alguno de sus vagones tienen techo de cristal y permiten ver un magnífico espectáculo durante el recorrido.

El Lagarto Rojo recorre túneles y bordea gargantas espectacularesCuenta con un vagón restaurante, aunque también existe la posibilidad de disfrutar de un té moruno en todos los vagones. Está pintado de color rojo, lo que le da su nombre, junto con la imagen que ofrece en su recorrido, serpenteando por las laderas de las montañas. El tren recorre las laderas del oued de Seldja, plagado de túneles y agrestes cañones que aportan una impresionante sensación de aridez y belleza natural.

El viaje parte de Metlaoui, una población situada al sur de Túnez, entre Gafsa y Tozeur y durante algo menos de dos horas traslada al viajero no solo por este escenario, sino también a través del tiempo, gracias a la decoración del tren. Los adultos pagan 25 dinares por el viaje, mientras que los niños solo pagan 15 dinares. Se puede disfrutar también de una comida a bordo, y la excursión se realiza todos los días de la semana, pero aconsejan realizar la reserva con tiempo, para evitar quedarse fuera por motivos de aforo.

Fuente y fotos | Agencia Turismo Túnez y Wikipedia

Comentarios cerrados


Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.