Conocer Elizondo a través de La Trilogía del Baztán de Dolores Redondo

por el 11 Julio 2017

En otras ocasiones hemos hablado de rutas de cine, que llevan al visitante a conocer rincones de España u otros lugares del mundo a través de los escenarios donde se han rodado películas y series de televisión. También hay otras rutas que siguen obras literarias famosas. Una de esas obras es la Trilogía del Baztán, los tres libros escritos por Dolores Redondo, ambientada en esta zona de Navarra y que también ha sido objeto de inspiración para una película.

La acción de El Guardián Invisible transcurre en Elizondo, la principal población del Valle del Baztán y desde allí han querido aprovechar el tirón para enseñar la población siguiendo el guión de la novela y película. Se organizan visitas que recorren los escenarios que aparecen en la trilogía de novelas policíacas que han llevado a que todo el mundo conozca este especial valle y sus pueblos.

Otra ruta ofrecida se limita a los escenarios por donde transcurre la película, obviando los que aparecen en las otras dos novelas, que todavía no han recibido la adaptación en forma de película. Otra oferta es recorrer los principales puntos de la población, obviando su aparición en esta película y la saga de novelas. Todas ellas pueden contratarse en la Oficina de Turismo, que está ubicada en la calle Braulio Iriarte 38 de Elizondo. En esta oficina, que abre todos los días del 1 de julio hasta el 31 de agosto y en fin de semana el resto del año, el visitante podrá encontrar toda la información que necesita para descubrir este espectacular valle.

Una característica de Elizondo es la presencia de casas señoriales, sobre todo en las calles Braulio Iriarte y Jaime Urritia, en el casco antiguo. Estas fueron levantadas por antiguos habitantes de la población que se fueron a las Américas y volvieron con considerables fortunas. Uno de los más conocidos es el palacio barroco de Arizkunenea, que fue edificado por Miguel de Arizkun, un cortesano de Felipe V. Este palacio, que también se conoce como el palacio del Conde o de las Gobernadoras es uno de los más visitados y que tiene una imagen más señorial, aunque hay otros que no se le quedan atrás.

Otros de los monumentos más impactantes es la Iglesia de Santiago, que presenta una imagen barroca que ofrece un aspecto muy adecuado al entorno que le rodea. Si hablamos de gastronomía, no hay que olvidar degustar el Txuri-tabelz, un guiso elaborado con tripas de cordero. En cuestión de dulces, el txantxigorri no puede faltar. Este dulce típico que se elaboraba con la manteca sobrante en la matanza del cerdo en otoño, es la firma del asesino de la novela y la película, así que no podemos olvidar disfrutar de uno de estos dulces. No obstante, hay más especialidades del Valle de Baztan, como el urrakin egina, un delicioso chocolate con avellanas enteras.

La principal fiesta de Elizondo es el Baztandarren Biltzarra, una festividad que une a los 15 pueblos del Valle del Baztán muy colorida y que se celebra a finales de julio. Elizondo es mucho más que lo que vemos en la película y hemos leído en la novela. Y sobre todo, más tranquilo y sin los sucesos de ficción que pasan en ellas. Un rincón para disfrutar de la naturaleza de los Pirineos Navarros que atrapan cuando los visitas.

Fotos | Flicr Creative Commons

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información